Recetas: Tomates rellenos de carne picada

Hoy os presentamos un plato fácil de elaborar, que no cuenta con demasiados ingredientes, y con el que hacer frente a una comida de fin de semana. Se trata de unos tomates rellenos de carne picada. A priori puede ser una mezcla extraña, pero su sabor es increíble. ¿Os animáis?

Para empezar, es necesario que consigamos varios tomates. Dependiendo de los comensales, deben ser lo suficientemente grandes y maduros para su elaboración. Después, necesitaremos carne picada que freiremos a fuego lento mientras preparamos los tomates. También podemos añadir huevo cocido y atún si queremos.

Lo primero, se trata de cortar por la mitad los tomates, o dejando únicamente su interior vacío. Cogemos lo que hay dentro y lo ponemos en un bol, en el que añadiremos la carne picada –no mucha, si queremos añadir más ingredientes que estaremos preparando-, una pizca de sal y la bechamel. Si nos parece poco, podemos incluir la yema de huevo y el bonito, pero si con lo anterior nos parece suficiente, solamente tenemos que poner caliente el horno y ponerlo a gratinar.

Una vez que esté preparado, lo que debemos hacer es ponerlo en la presentación del plato con unas hojas de lechuga o canónigos. Esto hará que si al comensal le apetece, lo pueda unir al partir el tomate, y aliñarlo como si fuese una ensalada.

Dependiendo del número de tomates, del aliño posterior, con o sin él, podemos hacer mayor o menor cantidad. Si lo que deseamos es que sea un plato de entrante, lo que debemos hacer es seguir todos los pasos tal cual, pero únicamente cambiando los tomates al uso por cherrys. Así, será más fácil para el ‘picoteo’,  quedaremos fenomenal y suficientemente llenos.

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *