Comportamientos nocivos que destruyen a las parejas

En cuestiones de pareja, hay que tener mucho cuidado a la hora de establecer ciertos comportamientos, porque esto podría ser algo dañino para el amor, y acabar haciendo mella en la relación. Nos referimos a actitudes o a comportamientos que desde luego es necesario no poner en práctica para que todo vaya bien en cuestiones amorosas.

 

 

  • No respetar el espacio del otro. Controlar, intentar saber qué hace el otro en todo momento, no confiar, dudar… y de paso hacérselo saber con enfados, con ‘numeritos’ en público… Es algo que no se debe hacer en pareja. Es un comportamiento nocivo, dañino y que terminará con la relación “en menos que canta un gallo”.
  • Tener celos enfermizos. Tener celos, en general. Nos han vendido que los celos son una manera de demostrar amor, cuando no hay ninguna manera peor de demostrar amor que dudando de la fidelidad, la integridad e incluso la actitud y la vida de una persona. Los celos no pueden existir para que algo vaya bien. Por eso, no deberías consentirlos, y mucho menos de forma enfermiza, porque además de dañar la relación dañará tu autoestima y tu manera de vivir y de ser.
  • Poner en ridículo a tu pareja. Algo que desde luego no deberías permitir jamás si te lo hacen a ti, y algo que bajo ningún concepto deberías hacer. Tanto en público como en privado, humillar o ridiculizar a una persona, sea o no pareja, es algo completamente prohibido e indecente.
  • No escuchar a la pareja. Esto es algo de lo más negativo, porque si ya nos molesta de algún familiar que lo haga, de una amiga o incluso de compañeros de trabajo, imagina si esto sucede en pareja. Hay que tomarse el tiempo necesario para escuchar a la persona con la que compartimos nuestra vida, con el fin de que todo vaya bien y sea estable.

 

Imágenes: Pinterest

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *