Montar un negocio en pareja ¿Estás preparado?

Hay miles de dichos populares que instan a no mezclar trabajo y pareja. No es recomendable ‘liarse’ con un compañero o compañera de trabajo, y qué decir de un superior. Tampoco es algo recomendable entrar con tu pareja juntos a unos puestos de trabajo en la misma empresa… O al menos eso dicen. Realmente, cada persona es un mundo y cada pareja también lo es. Por eso, es conveniente siempre saber si estás o no preparado para trabajar con la persona con la que compartes techo y cama. Pero, ¿Y a la hora de montar un negocio?

 

 

¿Cómo saber si es algo positivo o no? 

Estás preparado para tener un negocio en pareja si… 

Si consigues separar de forma clara lo personal de lo profesional, pero sin jamás olvidar que si ambos sois jefes, sois un equipo y las decisiones deberán pasar por los dos. Si tienes claro esto y estás dispuesto a sacar las uñas por tu pareja frente a quien sea, haréis un buen tándem. Por supuesto, si no tenéis ningún tipo de rivalidad y os sentís de maravilla juntos siendo un equipo, es el momento.

No estás preparado para tener un negocio en pareja si…

Consideras que en el trabajo no hay amigos, que tu pareja es uno más y que jamás tendrás distinciones, ni aunque sean privadas. Si separas exageradamente lo laboral de lo personal puede que esto al final pase factura en tu relación. Es obvio que hay que aprender a separar, pero hay que mantener un respeto. Tampoco estarás preparado para afrontar un negocio en pareja si sientes que la persona con la que compartes vida, en el mundo laboral es tu rival. Tampoco te recomendamos que os lancéis a una aventura empresarial si tenéis una mala racha de pareja. Compartir tiempo, ideas y dinero no va a hacer que os arregléis, sino todo lo contrario.

 

Imágenes: Pixabay

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *