Recetas light: Mermelada de mandarina

Esta es una de las recetas light dedicada a los amantes de los cítricos, las confituras y las mermeladas. Es una mermelada de mandarina muy rica, rica y muy fácil, fácil de hacer. Además, la mandarina es una fruta de la temporada muy beneficiosa por ser rica en fibra, vitaminas A, B1, B2, B3, B6 y C, hierro, calcio y fósforo.

Ingredientes:

  • 12 mandarinas
  • 1 taza de azúcar
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharada de té de jengibre
  • 1 chorrito de vino blanco
Preparación:
  • Exprimiremos 10 de las doce mandarinas.
  • Reservamos este jugo para más adelante (con algo de la pulpa de la fruta).
  • Cogemos las otras dos mandarinas que tenemos todavía y las lavamos y limpiamos bien. Será momento de triturarlas bien con una batidora o procesador de alimentos.
  • Añadimos esta pulpa triturada al zumo de las restantes (sólo trituramos dos porque así tenemos la cantidad exacta de cáscara para que le dé un puntito amargo pero sin pasarnos, ya que luego no sería nada agradable a la hora de comer).
  • Cogemos una olla y ponemos en ella las mandarinas con el azúcar, el jengibre y la miel.
  • Cocemos todo a fuego medio alto.
  • Cuando rompa el hervir, agregamos vino blanco.
  • Cuando rompa a hervir de nuevo (saldrán muchas burbujas) regularemos para que se cueza en un constante burbujeo.
  • Mantenemos durante 20-25 minutos.
  • Removeremos de vez en cuando.
  • La mermelada tendrá que adquirir un color anaranjado dorado (pero que no oscurezca más) y esperar un poco.
  • Cuando esté lista, la dejamos enfriar un poco.
  • Cuando esté algo templada, la ponemos en tarros esterilizados.
  • A continuación cerramos herméticamente los frascos y los dejamos en un lugar fresco y seco.

Imágenes: What a light

Autor: Patricia Meijide

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *