¿Qué harías con 101 millones de euros?

La Primitiva, el juego más popular de la Organización Nacional de Loterías y Apuestas del Estado (ONLAE), repartió la semana pasada su bote récord: 101 millones de euros. El afortunado o afortunada validó el boleto en una administración de Barcelona y ahora su vida ha dado un giro de 180 grados. ¿Y tú, qué harías con 101 millones de euros?

Saldar las deudas, liquidar la hipoteca y asegurarte un sueldo para toda la vida sería lo primero que haríamos. Pero además, Nosotras os proponemos 5 iniciativas en las que gastar tantos millones de euros una vez hayamos tapado todos los agujeros y que aún nos sobre dinero para vivir sin preocupaciones.

Cerrar las maletas y dar la vuelta al mundo es una de las primeras cosas que se nos ocurren hacer con el premio. Conocer otras culturas y costumbres y explorar este mundo en el que vivimos es un sueño para muchas mujeres. Las Bahamas, Australia o sitios exóticos como Dubái son algunos de nuestros destinos favoritos. Acudir al mismo centro de belleza que Jennifer López o ir de compras con la personal shopper de Sarah Jessica Parker en la Quinta Avenida o en los grandes almacenes Harrods sería algo alcanzable con 101 millones de euros. Los tratamientos de belleza con oro o sesiones para rejuvenecer el rostro estarían al alcance de nuestro bolsillo.

millones_de_eurosY aún nos sobraría dinero para comprarnos la casa de nuestros sueños en Beverly Hills, Nothing Hill o Bel-Air y codearnos con nuestras estrellas de Hollywood favoritas. Y lo que está claro es que reservaríamos una habitación para tener el mismo armario de zapatos, bolsos y accesorios que Kim Kardashian o Mariah Carey.

millones_de_eurosCon tantos millones podríamos hacer todos nuestros sueños realidad y mucho más. Con una buena gestión fácilmente podrían vivir bien nuestros nietos. Pero para todo esto primero tenemos que jugar a la lotería y luego confiar en la suerte. ¿Y vosotras, que sueño cumplirías con 101 millones de euros?

Imágenes: Instagram, barceló, así es como eres

Autor: Liz Claverí

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *