Las mejores actividades en Lanzarote para hacer en familia

A la hora de planificar un viaje con niños, es fundamental saber elegir destino. Compaginar los intereses de los adultos con las exigencias típicas de los pequeños no siempre resulta fácil y requiere un estudio a fondo de las diferentes opciones. 

Si queremos un destino de sol y mar que satisfaga todas las necesidades, una apuesta segura es Lanzarote. La isla más volcánica del archipiélago canario reúne en su geografía múltiples atractivos, que la convierten en un destino preferente para el turismo familiar.

Hoteles familiares

La oferta de hoteles en Lanzarote es muy amplia y se extiende fundamentalmente en zonas de concentración turística, como Costa Teguise, Puerto del Carmen y Playa Blanca. Allí podemos encontrar establecimientos de 4 y 5 estrellas con todos los servicios, y especialmente adaptados para responder a las necesidades de los más pequeños.

Parques infantiles, piscinas, zonas deportivas, proximidad a las playas… a estos detalles de confort se une una oferta gastronómica diversificada, que permite disfrutar de una estancia completa y sin necesidad de desplazamientos. Además, los que lo deseen pueden acogerse a la opción del “todo incluido”, que integra alojamientos, comidas y bebidas sin límite.

Actividades

En el apartado de actividades, las posibilidades son amplias. Al margen de disfrutar de las playas, aquí van otras propuestas en Lanzarote con las que rellenar nuestro particular álbum de fotos.

  • Parque Natural del Timanfaya

El principal atractivo de Lanzarote es, sin lugar a duda, el parque Natural del Timanfaya. Este volcán inactivo, que arrasó la isla en el siglo XVIII, es el responsable de su característico aspecto lunar. Pasear por el parque es como estar inmerso en una película de ciencia ficción, con suelos de piedra volcánica y ausencia de vegetación.

La ascensión al cráter del volcán es sumamente atractiva para niños y mayores y solo puede realizarse en autocar, o en “guagua”, como dicen los canarios. Una vez arriba, las salidas de vapor de agua procedentes del interior de la tierra harán las delicias de los niños. Y no olvidemos la zona de la parrilla, donde los cocineros asan carnes con el calor del interior volcán.

 

 

  • Paseos en camello

En la carretera de acceso al Timanyafa nos encontraremos con el “echadero de camellos”, donde podremos subir a estos singulares animales para realizar un pequeño paseo por las dunas. El recorrido dura unos 20 minutos y es sumamente divertido. Hay que prestar especial atención al momento de subir y bajar del camello. El movimiento es un tanto brusco y seguro que provocará más de una carcajada.

  • El Charco de los Clicos 

¿Imagináis un enorme lago verde rodeado de piedras negras y muy cerca del mar? Este lugar constituye uno de los parajes más identificativos de Lanzarote y se encuentra cerca de un pueblecito pesquero llamado el Golfo, donde podréis degustar un exquisito pescado fresco.

  • Parques temáticos

Cascadas, lagos, jardines tropicales, aves… de todo esto y más podremos encontrar en los diferentes parques temáticos establecidos a lo largo de la isla. No pueden faltan las instalaciones acuáticas y vale la pena recordar tres atractivos más: los Jameos del Agua, una singular excursión por las cuevas subterráneas de la isla, el Museo de los Cetáceos y el Aquárium.

 

¡No te pierdas todo lo que tiene por ofrecer uno de los paraísos de nuestro país!

 

Imagen: Swoodoo

 

Autor: Alba Gatell

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. Que maravilla. Es uno de los lugares a los que me gustaría ir!

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *