La Feria de Abril, una de las fiestas culturales más atractivas

Sevilla, capital andaluza, se prepara para dar comienzo este fin de semana a una de las fiestas culturales con más atractivo internacional.

De echo, la celebración tiene un gran impacto económico y social en la ciudad, y está declarada como Fiesta de Interés Turístico Internacional. Se trata de una fiesta de primavera que se celebra cada año en la ciudad. Tanto ha sido y es su impacto, que otras ciudades como Barcelona acogen también celebraciones parecidas para todos aquellos que no puedan asistir y disfrutar de la original.

 

 

La Feria de Abril tiene lugar en el Real de la feria, gran recinto que acoge a centenares de casetas que se organizan en diferentes calles. Estas calles se engalanan con los conocidos “farolillos” y son testigos del ir y venir de miles de personas cada año. Locales y turistas, jinetes y coches de caballo. Una fiesta en la que los sevillanos comparten con el mundo su música, gastronomía y tradiciones.

La celebración tiene lugar una vez acabada la Semana Santa, por lo que no cuenta con una fecha cerrada. Este año 2018, dará inicio mañana día 14 y “cerrará sus puertas” el próximo 21 de abril.

La Feria de Abril se creó en 1847 como feria ganadera. Con el paso de los años el aspecto festivo acabó ganándole la batalla al comercial, por lo que se ha convertido en una celebración imperdible para los sevillanos y para todo aquél que quiere conocer y disfrutar de la cultura y las tradiciones “más flamencas”.

La fiesta empieza oficialmente el lunes a las doce de la noche con “la prueba del alumbrao”, el encendido de las miles de luces de colores del recinto y de la portada principal, otro atractivo de la fiesta. La portada principal llega a alcanzar los 50 metros de altura y es diferente año tras año.

 

 

Las casetas que se encuentran en el interior del recinto son, en su mayoría, privadas. Se trata de espacios familiares en los que se recibe y agasaja amigos e invitados. No falta en su interior, la mejor música, bebidas y platos típicos de la tierra. Aún así, la fiesta también se celebra en la calle, dónde se encuentran también amigos y familiares, y donde se pueden presenciar bailes o actuaciones artísticas improvisadas. 

No podemos olvidarnos del vestuario que utiliza todo aquel para asistir a la celebración. Principalmente el femenino, famoso en el mundo entero por sus formas y colorido. Trajes típicos andaluces; indumentaria campera tradicional para los hombres y trajes de flamenco o “de gitana” para las mujeres. 

Otro de los atractivos es el desfile diario de jinetes, amazonas y carruajes. Amantes de los caballos, ¡No podéis perderos una fiesta así!

Esta famosa fiesta acoge miles de visitantes anualmente. La mayoría, anónimos. Aún así, cabe destacar la presencia cada año de personalidades de distintos ámbitos. No podemos olvidar, la visita de la conocida y admirada Grace Kelly, ya como princesa de Mónaco acompañando a su marido.

 

La visita de Grace Kelly a Sevilla durante la Feria de Abril

 

Pero no todo se limita al recinto ferial, la ciudad entera se vuelca en ofrecer a locales y visitantes la mejor versión de sus calles, locales y servicios. Tras una semana de diversión, la fiesta se despide con fuegos artificiales hasta el próximo año.

Una celebración a la que hay que asistir, al menos, una vez en la vida. Y así, descubrir la magia de los sevillanos y de su querida ciudad.

 

Imágenes: Pinterest, Expresodelsur, Wyborcza.pl

Autor: Alba Gatell

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *