¿Compradora compulsiva? Conoce las causas

La compradora compulsiva tiene un trastorno que se caracteriza por una urgencia irresistible de compra masiva de objetos superfluos. Es una actividad que puede convertirse en algo peligroso e incluso patológico. Suele estar acompañado de sentimientos de ansiedad, irritabilidad, y nerviosismo. Existe un alivio temporal de la tensión, y luego vuelve a comprar ya que no hay control sobre los impulsos y no se distingue entre deseo y necesidad.

Principales causas de la compradora compulsiva

Se desconocen las causas, pero los profesionales otorgan algunas razones que provocan este trastorno en la sociedad consumista con posibles carencias afectivas, y  personales o profesionales a las que da como resultado compras excesivas de objetos para uno mismo o para otros.

  • Alto nivel de ansiedad en relación con las compras.
  • Insatisfacción con ellos mismos.
  • Bajos niveles de autoestima y desconfianza hacia sus propias aptitudes o habilidades.
  • Atracción por los estímulos de consumo.
  • Placer momentáneo que sienten al adquirir algo, actúa como una especie de droga para olvidar alguna crisis.
  • Facilidad de pago, en la actualidad con las tarjetas de crédito pagar el producto y llevarlo a casa es muy fácil, y se puede hacer sin reflexionar demasiado y de manera compulsiva.
  • Aburrimiento, la monotonía en nuestra vida puede convertirse en un factor precipitante de la adicción a las compras.

Se presenta como cualquier otro comportamiento obsesivo, es un trastorno de la conducta normal que se repite y provoca una sensación agradable, y luego se busca con ansiedad.

Tratamiento para la compradora compulsiva

Lo más recomendable es realizar una terapia con un profesional especializado en adicciones, que sepa aplicar el tratamiento adecuado a cada persona.
 El objetivo del terapeuta es llegar a la raíz de la conducta adictiva, que como vimos parte de otro lado, y tratarla.

Otras recomendaciones

  • Reducir el presupuesto diario, salir de casa con un presupuesto reducido y en efectivo, de esa manera no podrá gastar sin límites.
  • Evitar zonas de tiendas y centros comerciales.
  • Hacer frente a los problemas económicos, tienen que enfrentar sus deudas y reducir al máximo el gasto de dinero, devolver objetos a la tienda en caso de que los objetos no hayan sido utilizados.
  • Deben pagar sus deudas, a veces se opta por comprar las tarjetas de crédito para que la persona no vuelva a perder el control de sus cuentas y recaiga en la adicción.

El especialista va a tratar problemas secundarios a la adicción como depresión, ansiedad, y estrés. El objetivo fundamental será reestructurar la vida de la persona, para que puede equilibrar sus estados internos y adaptarse al medio. Dejando los hábitos nocivos que la están perjudicando y haciendo sufrir.
Se requiere paciencia,  apoyo de la familia y los seres queridos. Poniendo voluntad y recibiendo ayuda, todo se puede superar.

Imágenes: Mujer Hoy, Alo, Vix.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *