5 razones para que tu próximo destino sea Dublín

Sí, quizá para muchos pensar ahora en hacer una escapa puede ser una utopía, ya que hace nada nos incorporamos de las vacaciones de verano. Sin embargo, el puente de la Constitución está a la vuelta de la esquina y qué mejor que escaparse unos días, evadirse de la rutina y además, descubrir una ciudad en plena diciembre, cuando la noche es menos noche por las luces de Navidad.

Dublín es una muy buena opción. A pesar de su fría temperatura – cosa que a nosotras nos cuesta acostumbrarnos -, la capital desprende buen rollo y lo puedes apreciar en todas partes. También puedes sentirlas dando un paseo por el casco antiguo, cuyas calles son pequeñas y están repletas de pequeñas tiendas artesanales. Y si con esto no es suficiente para que apuntes Dublín en tu bucket list – lista de cosas por hacer – , no te pierdas las  razones que te proponemos. Saca boli, libreta y atenta.

1. Joven, con vida y divertida. Así es Dublín. La edad media de los habitantes de esta ciudad es inferior a los 30 años – sí, algo sorprendente-. De hecho, en Europa es muy difícil encontrarte una ciudad donde la gente joven sea mayoría (sin tener en cuenta Mallorca en verano, está claro). Lo mejor de Dublín es disfrutar de su fiesta con tus amigos y además, la entrada a los locales siempre es gratuita (¡bingo!).

2. Respira arte. Si no te gusta la cultura, en Dublín lo pasarás mal porque ésta está en todas partes. En los hoteles, en las calles, en los menús de los restaurantes y, evidentemente, en los museos. No te puedes perder el Little Museum, uno de los museos más pequeños de Dublín donde encontrarás la historia de Dublín e Irlanda. 

3. La comida, siempre la comida. En España siempre decimos que la mejor comida es la nuestra, pero quizá es porque no abrimos nuestra mente. En Dublín se puede comer muy bien y no necesitas gastarte una fortuna. Apunta: el restaurante del Westbury Hotel, The Guinness Storehouse y Yamamori Tengu.

4. Ve de compras. Dublín es la ciudad perfecta para hacerte con reliquias vintage. Además de su buena calidad, está muy bien de precio. Tiendas que visitar: Om Diva y Indingo&Clothes.

5. El mar cura todos los males. Para los que vivimos cerca de la playa, sabemos que el mar es algo que puede alegrarte, inspirarte y acompañarte y en Dublín también lo tienes. En sólo media hora podrás llegar a Howth, un pueblo pequeñito en el norte de la isla. ¡Es precioso!

¿Ya has apuntado Dublín en tu lista de destinos?

Imágenes: The Blonde Salad, Españoles en Irlanda. 

Autor: Lucia Ferrero

Comparte esta noticia en

2 Comentarios

  1. Hermoso me gusta

  2. Ohh que bonito, es precioso.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *