¿Y si nos ponemos un bañador?

Hace unos años, el hecho de utilizar bañador era casi una obligación, y décadas atrás, las atrevidas eran aquellas que utilizaban un tipo de ropa de baño a medida de dos piezas. Sin embargo, en la actualidad, lo transgresor es volver al bañador completo para las mujeres. Este año apostamos por este tipo de prenda para nuestras jornadas vacacionales de playa o piscina de una manera mucho más acusada. ¿Qué beneficios nos aporta llevar esta tendencia? Sin duda, las ventajas en cuestiones fashion son infinitas. Aquí presentamos las que más nos convencen para dejar aparcado este verano el biquini y apostar sin duda por un bañador:

  • Estiliza la figura: Sin duda, éste es el atributo principal. Un bañador conseguirá que nos sintamos mucho más femeninas y estilizadas en todo momento. Hará que nos veamos de una sola pieza, tal y como su propia denominación indica, el bañador hará que nos sintamos de la mejor forma posible, y también podremos combinarlo con otro tipo de prendas veraniegas, como un kimono de playa o unas cuñas. Además, una pamela o un sombrero de rafia harán el resto.
  • Es la tendencia del año: Si somos unas apasionadas de la moda y las tendencias, sin duda ésta será una de las razones para lucir este tipo de prendas de baño. Nos hará sentir que llevamos el must del momento y esto es algo fundamental.
  • Permite esconder los defectos: Sin duda, llevar un bañador que nos cubra prácticamente enteras hará que el cuerpo parezca una sola base, y que no nos encontremos en ningún momento con complejos.

Es recomendable que si nos compramos uno o finalmente nos decidimos a llevarlo puesto en la playa o piscina, no elijamos aquél que tenga demasiadas franjas y cortes, puesto que a la hora de tomar el sol, las marcas estarán más que presentes.

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *