¿Qué mujer patentó el sujetador? Descubre la increíble historia

El sujetador acaba de cumplir oficialmente sus primeros 100 años. Fue el 3 de noviembre de 1914 cuando la joven en Mary Phelps-Jacobs patentó en Nueva York un invento nacido del deseo de lucir un escotado vestido para asistir a su fiesta de presentación en sociedad.

En realidad eran dos pañuelos de seda anudados con cintas rosas en la espalda que le permitían sujetar su pecho y lucir el vestido sin llevar el corsé. Aunque fue la reina de la fiesta y la envidia de sus amigas, Phelps acabó vendiendo su invento a la Warner Corset Company, que sí supo darle rendimiento económico a aquella prenda interior femenina.

primer sujetador

Aunque oficialmente el sujetador cumple un siglo de vida, es cierto que ya en la época de los romanos las mujeres empleaban unas bandas textiles o de cuero para sujetar el pecho y evitar así el descolgamiento. Para hacernos una idea bastante cercana del antecesor del sujetador, imaginemos el cómodo biquini ‘bandeau’  que tantas hemos llevado este verano.

romanas

En la actualidad esta prenda nos ha reportado comodidad y grandes dosis de seducción, pero en su día fue una prenda ‘casta’ que disimulaba pechos turgentes o camuflaba canalillos. Incluso fue objeto de la ira de las feministas en los años 70 que quemaban sujetadores por considerarlos un símbolo de opresión.

Por fortuna, lo tiempos han cambiado y ahora quien lo lleva es porque así lo quiere, aunque siempre llega ese momento en que se hace imprescindible. Digamos que cuando se ha sido madre o se rebasan los 35 años, es una prenda básica para el cuidado del pecho y la comodidad de movimientos.

feministas

Para que un sujetador responda a la perfección a todos nuestros requerimientos es necesario conocer nuestras medidas de contorno – 85, 90, 95..- y de copa -A, B, C y D-. Si aún no las sabemos es recomendable ir una lencería donde nos darán esa información. Otra buena opción es descargarse la aplicación gratuita Sayfit, disponible tanto en Google Play como en App Store, que nos indicará cuáles son  nuestras medidas  para acertar siempre a la hora de escoger el sujetador que mejor nos siente.

Aunque, no nos engañemos, si ser cómodo e invisible han sido dos características fundamentales para cumplir 100 espléndidos años, su simbolismo erótico no lo es menos. El cine y la música han contribuido enormemente a ello. Desde Marilyn Monroe, Jane Mansfield y Sofía Loren hasta Madonna y sus sostenes en forma de cono de Jean Paul Gaultier, Lady Gaga con sus alucinantes estilismos y la siempre provocadora Miley Cyrus han dejado una huella imborrable en nuestras retinas.

sofialoren

Además de en el cine y la música es en la pasarela donde encontramos los diseños más bellos y atrevidos. Los desfiles de Victoria’s Secrets tienen impacto planetario y firmas como La Perla o Andrés Sardá ocupan espacio hasta en los informativos gracias a unos diseños tan bellos y alejados de aquel primitivo sujetador de Mary Phelps-Jacobs como sólo la imaginación y la tecnología pueden conseguir.

victoria

 Imágenes: Otramoda / facebook / topmodelatina/Lecturas/laperla

Autor: Montse Clavero

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *