Oysho y las mujeres reales: La apuesta de su nueva campaña

Oysho ha empezado el 2018 con un objetivo muy claro: reivindicar el poder de todas las mujeres. Parece ser que, poco a poco, las grandes empresas del mundo de la moda han ido abriendo los ojos y se han topado de frente con una realidad muy aplastante. Nos referimos al aspecto físico que, hasta ahora, presentaban la mayoría de modelos de todo el panorama internacional: demasiado escuálidas, piel muy traslucida, ojeras marcadas… Indicios que confirman que el mundo de la moda es muy exigente y selectivo. 

Sin embargo, las constantes reivindicaciones -muchas veces, impulsadas por las propias modelos- y la nueva manera de entender el mundo, han conseguido que grandes marcas como Oysho se replanteen esta situación. Por ese motivo, cada vez son más los diseñadores, estilistas, fotógrafos y prestigiosas firmas que prefieren contratar a modelos reales, de todas las tallas y razas, antes que ha copias baratas de un prototipo que se aleja mucho de la realidad. 

La nueva campaña de Oysho es un claro ejemplo de cómo las grandes marcas del sector están dando un paso hacia adelante en esta lucha por la igualdad. La última colección de Oysho tiene como protagonistas a diversas mujeres que quieren reivindicar el derecho a tener unos kilitos de más, alguna que otra estría, manchas en la piel... y todo tipo de características que nos hacen únicas a unas de las otras.

Lo mejor de la nueva colección de ropa interior que ha sacado Oysho recientemente es que las fotografías que podemos encontrar en la web son totalmente naturales, ya que no han sufrido ningún tipo de retoque posterior. Además, la línea se centra en las prendas de encaje y lencería más delicadas, con el objetivo de mostrar al mundo entero que todas las mujeres son igual de sexis y poderosas.

Imágenes: Oysho, El País, Harper’s Bazaar

Autor: Ane del Moral

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *