La gabardina: La pieza de entretiempo por excelencia

Con tanta novedad y rescates de tendencias pasadas habíamos olvidado las gabardinas, el trench clásico y característico de todo entretiempo y, que además, nunca pasa de moda. Así es, esta temporada se sigue llevando, no todo van a ser riñoneras, pana y sneakers.

Hacer memoria de las tendencias del pasado está más que bien, pero no podemos olvidarnos de las que nos acompañan todas las temporadas. Existen las piezas de moda -que sabemos que tiene un corto periodo de vida en nuestro armario-, y luego las piezas de fondo de armario. Estas eternas compañeras como la gabardina son las que, entrado el otoño o la primavera, hemos de sacar a de nuestro armario. Si todavía no te has hecho con una y andas perdida en las clásicas prendas inmortales, hazte ya con una gabardina y anótate el manual de uso que te ponemos a continuación:

  1. Clásico trench combinado con ‘runnings’: La gabardina que escojáis para un look como este debe ser un poco oversize pues si sois de llevar este tipo de looks casuals es la que mejor le va a combinar, aún así cualquier tipo de trench  estaría permitido, siempre que el largo tape solo parcialmente el look. Es este tipo de outfits, la gabardina es un complemento que acompaña al resto del atuendo, por lo que si combinas un pantalón destroid, con una camisa tipo pijama y unas runnings junto con la gabardina, el contraste dará como resultado un look sofisticado, cómodo, casual y a la ultima.
  2. El clásico Trench con complementos arty: Algo tan tradicional y clásico como una gabardina puede resaltar todavía más si añadimos a nuestro look sobrio y elegante unos complementos arty, piezas únicas y algo más llamativas, que le aportaran la modernidad y la distinción que el look necesita.
  3. Si tu trench es de cintura ajustada y grandes mangas: Es un tipo de gabardina más moderna pero sin perder su esencia clásica. El detalle de ajustarla cintura con el cinturón hace un juego de proporciones interesante y acertado, aportando más volumen en la parte superior y un vuelo más acusado por el gesto de ceñir la cintura, acaba por darnos una figura totalmente femenina, elegante y mucho más cómoda. Si os atrevéis con una camisa llamativa para llevar debajo, es bonito dejar que asomen cuello y mangas por los extremos de la gabardina, de darán color y profundidad de capas al look.
  4. Al modo tradicional: De una manera clásica y sin arriesgar es llevando la gabardina abotonada junto con un cinturón de media solapa. De este tipo de gabardinas, ahora los puedes encontrar con variedad de escotes, formas de cuellos redondeadas o incluso que se dejan caer hacia el escote dando cortes asimétrico(tendencia ahora).
  5. Trench con capuchas: Existen y no son tradicionales pero les dan un aire más sporty al look. Puedes usar tu trench  clásico sin capucha pero poner una sudadera debajo y dejar que esta se asome.
  6. Trench que son vestido: Es una de las formas más femeninas y sensuales de llevar esta clásica prenda. No quiere decir que tengamos que pasearos desnudas con la gabardina como vestido, podemos llevar un vestido corto debajo o un traje de falda también midi, que no se deje ver con la gabardina encima. Si ésta la ajustamos de manera abotonada y con la cintura estrechada, conseguiremos un vuelo igual al de un vestido y una combinación perfecta par aun look de día e incluso de noche.
  7. Trench con complementos de temporada: Ya que hemos descuidado la clásica gabardina siempre inmortal y sobreviviendo a todas las modas, porque no seguir llevándola pero con las nuevas tendencias destacadas. Utiliza una riñonera como cinturón,con botas  kitten heel en rojo o en negro, y como no, con boinas para conseguir un look parisino ideal y femenino.

No importa la manera en que decidas llevar la gabardina, pero sin duda ha de ser una pieza imprescindible en tu fondo de armario y para esta temporada hay que ir sacándola.

Imágenes: vogue.es, pinterest.com.mx

Autor: Elena Cano

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *