Historia de la moda: Que eres, ¿reina, princesa o ‘femme fatale?

Ya sea para bien o para mal, vivimos rodeadas de estereotipos femeninos que nos han sido impuestos desde mediados del siglo XX y que hoy en día siguen formando parte de nuestras vidas diarias. A menudo, ni siquiera nos damos cuenta, pero lo cierto es que la industria de la moda y la belleza nos lanza continuos inputs de los estereotipos femeninos que crearon hace más de medio siglo y que, aunque nos los venden enmascarados de modernidad, siguen siendo los mismos que fundaron sus creadores.

Ya lo dejó claro en su momento Gianni Versace al afirmar: “Armani viste a las damas, Versace a las putas”. Son los imaginarios de marca; aquellos relatos que las marcas de moda de lujo crearon en sus inicios y que nos transmiten como una forma de estilo de vida. El sueño americano en Ralph Lauren, la excentricidad hecha moda en Prada o la mujer salvaje y provocadora en Cavalli. Veamos, fruto de estos relatos, los tres tipos de mujer que nos presentan las principales marcas de lujo.

Chanel: la reina

Así se sentía Coco Chanel al fundar su firma y así quiso plasmarlo en sus diseños. La maison francesa del lujo por excelencia creó un imaginario de marca que se dirigía a una mujer fuerte, segura de sí misma, un tanto autoritaria y muy elegante. Una mujer que no necesita al hombre, sino que se erige como una reina dominante de su propia vida, con perseverancia y poder de decisión.

mujer-chanel

Dior: la princesa

Todo lo contrario hizo el señor Christian Dior al fundar su maison en los años 50. Él creó un imaginario de marca mucho más tradicional y basado en la concepción de una mujer dulce, atractiva y con rostro angelical capaz de enamorar a cualquiera. De tacto exquisito y elegancia clásica, la mujer creada por Dior era una auténtica princesa, muy femenina y con claro objetivo al elegir sus looks: gustar a su chico, ser la más guapa de la fiesta.

mujer-dior

Yves Saint-Laurent: la femme fatale

Mucho más transgresor fue Yves Saint-Laurent cuando aterrizó al universo de la alta costura francesa y, derrumbando reglas y tópicos, creó el mítico smoking femenino que le haría pasar a la historia de la moda. Con esta indumentaria, Saint-Laurent se erigía como fundador de un imaginario mucho más complejo e interesante que sus antecesores: el de la femme fatale. Esa mujer inteligente, atractiva, seductora y misteriosa, capaz de conseguir todo lo que se propusiera.

mujer-saint-laurent

¿Con qué estereotipo os identificáis mejor? ¿Os habíais dado cuenta de estos mensajes subliminales que utilizan las firmas de moda?

Imágenes: Pinterest, Chanel.com, Dior.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *