El sujetador perfecto para ti

Al igual que ocurre con nuestras prendas, a la hora de escoger un sujetador debemos buscar ante todo comodidad y seguridad. Una mala elección puede suponer riesgos para la salud de nuestro pecho. A continuación, te desvelamos las claves para acertar en la búsqueda del sujetador perfecto.Roces y escozor en la piel, dolor muscular en la espalda, molestias en el pecho…. Todo ello son sólo algunas de las posibles consecuencias de una mala elección de nuestro sujetador. El pecho es una zona del cuerpo a la que hay prestarle una gran atención y darle un cuidado especial. Por eso, es más importante que apuestes por la funcionalidad antes que la moda o el diseño de un bonito sujetador, especialmente si tienes un pecho abundante.

Lo que debes tener en cuenta

  • Copa llena: para garantizar una correcta sujeción es importante que el pecho llene completamente tola la copa del sujetador. De este modo, el pecho quedará recogido y evitaremos molestias al llevarlo. Si el sujetador es de aros, éstos deben adaptarse a la medida de nuestro pecho.
  • Stop costuras: evita los modelos de sujetadores que lleven encajes o costuras muy pronunciadas, ya que pueden entrar en contacto con la zona del pezón, y un roce continuo podría provocar picor o, incluso, dolor.
  • Tirantes: tanto los tirantes como la tira del contorno deberían tener un grosor medio de entre 1,5 y 2 centímetros. A ser posible, elige un sujetador con tirantes ajustables para poder adaptarlo fácilmente a tu cuerpo y evitar la incomodidad de unos tirantes sueltos.
  • Corchetes: busca sujetadores cuyo cierre te ofrezca la posibilidad de adaptarlo a varias posiciones gracias a la incorporación de 2 o 3 corchetes. Resulta muy adecuado si con el paso del tiempo ganas algún kilillo o adelgazas.
  • Alergias: si notas que alguno de los sujetadores que has utilizado te produce reacciones o picor en la piel, haz una compra segura apostando por aquellos que sean 100% algodón. ¡No fallan!

Modelos especiales

  • Deportivos: si practicas algún tipo de deporte, apúntate a la comodidad con este tipo de sujetadores. Son de tipo elástico y sin costuras y con una sujeción garantizada.
  •  Más volumen: si tienes poco pecho, elígelos con aros y relleno ligero para realzar tu forma natural. Si lo que quieres es presumir de escote apuesta por los sensuales push up: ahora los fabrican con almohadillas desmontables para conseguir un efecto de hasta una talla más.
  • Reduce volumen: si por el contrario, tu problema es que tienes un pecho abundante y te gustaría aparentar menos, elige sujetadores reductores. Te ayudarán a disminuirlo hasta dos tallas menos gracias a su eficacia para distribuir el pecho hacia los laterales. ¡Funcionan!

Imagen: Women´ Secret.

Autor: Carmen Martinez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *