Cómo combinar el tejido de terciopelo en sus looks

En cuestiones de looks en particular y en el mundo de la moda en general, muchas veces decimos: ¡jamás me pondría esto! Podemos estar hablando de una tendencia demasiado rompedora, de un tipo de prenda en cuestión o de ropa en general, o incluso de un tejido de manera particular que ha vuelto a llevarse.

En este caso nos referimos precisamente a un tipo de tejido que hasta la fecha nos parecía pasado de moda o incluso muy complicado de llevar a cabo con el resto de prendas que tenemos en el armario. Nada más lejos de la realidad. Hablamos del terciopelo, que ha vuelto de manera inmediata a las tiendas y de paso a nuestros armarios. Para conseguir sacarle partido hay que tener claras una serie de premisas que os mostramos a continuación.

  • Básicos. El terciopelo es el gran protagonista y es algo que no hay que olvidar. Esto significa que el resto de complementos, accesorios o prendas no deben incluir otro tipo de exageraciones como brillos o lentejuelas. Sobre todo si se trata de un vestido o un mono de terciopelo, ya llama la atención por sí solo.
  • Colores. Si lo que no sabes es cómo utilizarlo en la gama cromática, apuesta siempre por tonalidades que no sean demasiado vistosas. Normalmente el propio terciopelo ya lo es, así que es mejor que utilices tonos en beige o nude, negro o incluso blanco. Así, el terciopelo mantendrá su protagonismo.
  • En pequeñas dosis. Si llevar un total look de terciopelo te parece ‘too much’, entonces utilízalo en pequeñas dosis para no atragantarte. Usa una chaqueta, tal vez un vestido no demasiado llamativo, un abrigo o una blazer. Réstale importancia y formalidad con unos vaqueros o una falda de cuero, o incluso una camisa o camiseta básica que no haga que brille demasiado el tejido en cuestión.

Imágenes: Pinterest 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *