Chicas más modernas y elegantes que nunca




Colección Trafaluc

Colección Trafaluc

Colección Trafaluc

Vestir de manera informal pero con clase es cada vez más posible. La colección más joven y deportiva de Zara, la línea Trafaluc, ha creado cuatro colecciones diferentes para que este invierno los tuyos causen sensación.

Una de estas colecciones se llama ‘Romántico urbano’ y propone un look de lo más actual para la gente que quiere exprimir las sensaciones de hasta la última gota. Es una colección en tonos claros de rosa y verde en combinación con un tejano en azul claro. Los estampados, también en tonos claros azules y malvas, con motivos de cachemir y flor liberty cobran mucha importancia y ayudan a transmitir un mensaje romántico con raíces en la calle de la gran urbe. En cuanto al los tejidos predomina el tejano ‘broken twill’ o sarga rota.

‘Contry girl’es una línea diferente  que se decanta por los tonos marrones, tabaco y tostado claro.  Toques de rosa palo y verde botella rematan los colores planos y dan luz y fuerza a los estampados. En los modelos decorados predominan diferentes versiones de cachemir tintado en prenda, aunque también hay estampados florales al estilo provenzal. Una chica del campo que vive en una ciudad cosmopolita vestiría un tejano elástico en tonos oscuros, sarga de algodón y micropana y cheviot de lana. Las prendas también son ricas en detalles, llevan incorporadas puntillas y cintas. La novedad de la temporada en el corte son las faldas con volúmenes tipo ‘semi’, por debajo de la rodilla, y los pantalones de pierna recta.

La tendencia que viene con más connotaciones étnicas es el ‘Folk’. Los colores base son marrón chocolate y tonos rojo y bordeux. También hay una presencia importante de hielo y naranja quemado. Los estampados, cruciales para ese estilo étnico moderno de la temporada, son motivos de cachemir y cenefas en tonos cálidos. Los tejidos principales son la pana tintada en prenda y el tejano. Las prendas clave llevan cuellos de pelo, este ‘detallazo’ da sensación de comodidad y glamour.

Este invierno, para la tendencia más deportiva, existe una colección muy equilibrada, ofreciendo sólo un ambiente de color. La línea ‘Jogging’ mezcla rosa y granate más celeste y marino entre sí, junto a un blanco y a un gris vigoré. Son prendas básicas y ajustadas, a la vez que cómodas y sexys.

Pero como siempre intenta cubrir los gustos de todas las mujeres para que puedan elegir. Así pues también ha trabajado este año su colección más sofisticada y adulta para una mujer más formal.

Para esta temporada de frío 2004-2005 podemos optar por vestirnos de la forma más sofisticada y femenina confiando en la colección ‘Power lady’. Trajes de chaqueta de corte masculino, con los siempre elegantes negro y gris, que estilizan la silueta. Además, se priorizan los tejidos clásicos como lanas y estampados del estilo de la raya diplomática, espigas y otros más novedosos con fantasías. Para completar el loock se suman exquisitos acabados y detalles: botones joya, pedrería, encaje, azabaches… Las confecciones son muy variadas (faldas de tubo, abrigos entallados, camisas blancas) pero persiguen un estilo determinado en homenaje a la  poderosa estética del gran Helmut Newton.

Hay otra propuesta para rellenar el armario esta temporada. Un estilo más clásico y de aires ingleses, pero introduciendo una novedad: los tonos verdes y marrones. “Urban British” se llama esta colección formada por: Pantalones anchos, abrigos, trench, chaquetas cortas… se combinan con blusas en bambulas estampadas, georgette o gasas.

Un estilo relajado y nostálgico con un colorido en tonos frutales como ciruelas, berenjenas y fresas, lo encontramos en “New Bohemian”. Prendas de abrigo en jacquard, brocados y lanas de aspecto más informal contrastan con terciopelos, bambulas, crèpes lavados. Se trata de prendas que crean siluetas más suaves: abrigos de línea A, faldas con movimiento, estampados florales y naif, bisutería aplicada y detalles de lujo para esta moderna colección.

‘Vintage de luxe’ es una inteligente mezcla de tejidos que refleja el espíritu vintage. Así pues, destaca el tweed y le siguen el cheviot y jacquards que contrastan con gasas, sablés, rasos y terciopelos. La gama de colores va desde el beige y el camel al azul agua y petróleo, con unos toques de dorado y negro que dan personalidad. Esto hace recordar a los femeninos años 40. La colección consta de faldas con godets, pequeñas chaquetas, blusas con lazada y la vuelta de detalles retro como los broches o los cuellos y estolas de pelo. 

La gama de estilos que propone Zara dista mucho de ser reducida. Se trata de formas de vestir muy perfiladas y estereotipadas. Pero a veces está bien arriesgar-se y mezclar prendas de diferentes líneas. Esto puede suponer  personalizar más, si cabe, tu look.



Etiquetas: