Mobile porn - Watch porn - free porn - porn - free porn - Porn Movies - HD Sex Porn - HD Sex Porn

Así ha sido el regreso de la bandana

Probablemente, hace ya algunos años que echabas mano de una bandana para recogerte el pelo en la playa o ponértela a modo “pirata” rememorando a los 90, pero ahora, esta tendencia ha asistido a su propio resurgimiento y tenemos que decir, que ha vuelto con una infinidad de utilidades y formas de usarla. ?Queréis saber más sobre cómo llevar la bandana? ¡Seguid leyendo!

Es el complemento perfecto para el verano y ya son muchas las marcas que nos están lanzando propuestas y opciones de cómo poder lucir la bandana. La opción más común que se nos presenta es la clásica, con estampado paisley pero también, encontramos alternativas diferentes que juegan con los contrastes de colores y estampados.

bandana 1

Pero ¿cómo podemos ponernos la bandana? Está claro que en el cuello, pero existen más posibilidades y son muy variadas. Ya sea a modo de ‘cowboy’, en forma de pico y anudado en la nuca.  Kylie Jenner daba una idea precisa de por dónde van a ir los tiros esta temporada. Otro look es con la banana alrededor de la cabeza, muy en la línea festivalera. Y ¿en cuánto a los colores? Podemos hacernos con nuestra bandana en negro que será el más visto, pero las posibilidades que podemos encontrar, del rojo al azul, o al gris, son prácticamente infinitas. Es todo cuestión de preferencias.

Debemos saber que no todo es estilismo en lo que a la bandana se refiere, y para saber un poco de la historia de este complemento, hay que decir que es un complemento que está asociado a grupos callejeros que han hecho de ella su emblema. Es el caso de dos famosas bandas de Los Ángeles, los ‘Crips’ y los ‘Bloods’, que se identifican a través del color de este pañuelo: si los primeros lo llevan en tonos azules, los segundos hacen lo propio con el rojo. Y no todo son bandas callejeras, la bandana se asociaba en los años 70 a un código que utilizaban los homosexuales para identificar las preferencias sexuales de cada uno dependiendo del color y la posición del complemento. 

Aunque las diferentes formas sociales en las que se aplicaba la banana hayan trascendido para convertirse en un elemento más de nuestro armario, un mérito hay que reconocerle: pocos complementos han sabido atraer a individuos de tan diferentes clases. Y aún más, pocos han sabido convertirse en la bandera de tantos.

Imágenes: Pinterest, Instagram

  • Escribe un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *