Yoga, tendencia y esencia

El florecimiento del Yoga en el mundo occidental es cada vez más evidente, ya no solo como una actividad bodymind si no también como un instrumento de marketing e imagen. Sí, el yoga vende. Nos encanta ver posturitas pseudo-contorsionistas o de equilibrio realizadas por gente guapa en IG, y la verdad, da satisfacción poder lograrlas. Aunque seamos sinceros; estos menesteres de ego y consumo son bonitos adornos,  en el fondo no llegan a la verdadera esencia de este arte corporal.

posturas_yoga

El Yoga es una disciplina milenaria, originaria de lo que en la actualidad es la India. Proviene de antiguas y muy profundas tradiciones que fluyen de la exploración espiritual, filosófica y científica.

La palabra Yoga deriva del sánscrito y quiere decir algo así como unión, comunión o conexión. Este significado abarca el disciplinamiento de intelecto, mente, emociones y voluntad. La práctica no solo resulta provechosa en aspectos físicos tales como la flexibilidad, la resistencia, el control, la fuerza, el equilibrio o la concentración, sino que también representa un viaje hacia nuestro interior. El Yoga es una meditación en movimiento.

posturas_yoga_2

Esta técnica de ejercicio es apta para cualquiera -cada uno al nivel adecuado-. Personalmente hace muchos años que practico yoga, a veces con más regularidad, otras veces menos de lo que me gustaría. Creo que son tan numerosos los beneficios de esta práctica y tanto lo que transmite a nuestra existencia cotidiana, que puedo afirmar sin temor a equivocarme, que toda persona debería incorporar el Yoga en su lifestyle.

Generalmente el formato de una clase contiene, la ejercitación física propiamente dicha -donde se mantienen posturas –asanas – seguidas a veces por transiciones –vinyasas– ), y los trabajos de respiración y meditación.

posturas_yoga_1

En la antigüedad existían diversas ramas doctrinarias. Hoy en día se practican distintas versiones que se han ido actualizando y adaptando a las necesidades o vicisitudes de los tiempos modernos. El más popular probablemente sea el Hatha. Existen otros -más dinámicos-, que te recomiendo si te gusta el ejercicio más intenso, como el Ashtanga Vinyasa o el Rocket. Algunos estilos incluyen el canto de mantras, como el Kundalini. Y desde hace unos años se a popularizado el Bikram o el Hot Yoga, que se realizan en salas condicionadas a temperaturas elevadas.

Te sugiero encontrar la que te siente mejor, siempre es bueno probar diferentes clases y profesores; de todas las experiencias podremos obtener aprendizajes. Lo ideal sería practicar al menos dos veces por semana para ir progresando en este camino de fortalecimiento físico y auto-observación.

El Yoga nos aporta alegría, lo más normal en una clase es ver gente sonriendo. Esto es un hecho. Comparte tu felicidad, hazte la foto, respira y ¡muévete!

FERNANDO ORPINELL 4

Fernando Orpinell es autor del libro “Tu entrenador Personal”. Es instructor de Pilates y entrenador personal. Precursor en España del Paddle Surf & Pilates.

Imágenes: camelcityyoga/mejorconsalud/lemon-cycle/Pinterest

 

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *