Objetivo número uno: conseguir un vientre plano

Hay pocas cosas peores, estéticamente hablando, que el espejo te devuelva el reflejo de una barriga abultada o que no te cierren los pantalones. La grasa abdominal y la hinchazón son enemigos despreciables para la autoestima de toda mujer. Pero tranquilas, si este es tu caso o si te gustaría mejorar y conseguir un abdomen plano y tonificado, este es tu momento y tu espacio.

Ya sea que necesitas perder grasa o simplemente fortalecer los músculos de tu vientre, lo que hay que evaluar son tus hábitos. Ejercicio regular, una alimentación consciente y saludable; a toda persona sana le basta con estos conceptos, a lo que agregamos, ser constante y consecuente. Estos son los consejos que doy para ser disciplinada con la dieta: 

  • Vigila lo que compres en el supermercado. Si te llevas chocolates, bollería, dulces, cervezas y coca-colas, vas por mal camino. No pongas en tu cesta de compra aquello que no debes comer o beber.
  • Que no te venzan las tentaciones. Un trozo de pastel o dos…, el azúcar que echas al café, las copas, los refrescos, las magdalenas, los croissants y demás, pueden echar a perder toda una semana de alimentación equilibrada. Solemos tener el paladar pervertido por el dulce y el azúcar, disfrutar de los sabores reales y no refinados o industriales también es un hábito.

En cuanto a la actividad física, es muy recomendable escapar de los ejercicios abdominales tradicionales y pasar a otros movimientos más interesantes. Antes de especificar en qué trabajos centrarse o entrenamientos idóneos, vamos a aclarar lo básico.

vientre_plano

Si quieres prescindir de los michelines, tienes que hacer dos cosas:

1.Hacer cardio para aumentar el gasto calórico cotidiano.

2. Realizar trabajos de fuerza -con cargas o calisténicos- para que aumentes o fortalezcas tu masa muscular y de esta forma quemar más calorías. Cuando tienes un coche con motor grande, gastas más gasolina que cuando lo tienes pequeño. Con el cuerpo humano y su masa muscular pasa lo mismo.

Entre entrenamientos específicos para trabajar la musculatura que cubre el estómago podemos citar algunos altamente efectivos:

  • El Pilates es fabuloso. Sus beneficios no solo se limitan a tener un abdomen trabajado si no que aportan, entre otras cosas, conciencia en tu corrección postural. El Pilates fortalece tus abdominales y todos los músculos que sostienen y mueven tu columna.
  • Gimnasia abdominal hipopresiva. Reducirás el perímetro de tu cintura rápidamente y activarás tu suelo pélvico y musculatura profunda. Con el Pilates también, pero de manera voluntaria mientras que aquí lo trabajarás de manera ‘refleja’. Los hipopresivos son una maravilla.
  • Ejercicios funcionales. Entrena de pie, utiliza poleas, barras, kettlebells, movimientos en rotación, sentadillas, levantamientos, superficies inestables. Trabajos integrales del cuerpo que fortalecen el core mucho más que los típicos abdominales que haces tumbado en una colchoneta.
  • Electro-estimulación. Además de agujetas garantizadas, tonificarás muy rápidamente tu vientre. La tecnología al servicio de la salud y la estética.

En suma te recomiendo que seas constante, que ejercites, te muevas, comas de forma consciente, equilibrada y no peques en exceso. Un vientre plano es posible si mejores tus hábitos. El espejo te sonreirá y tú también. Además, todos los cambios son posibles, solo depende de ti que se produzcan. 

FERNANDO ORPINELL 4

Fernando Orpinell es autor del libro “Tu entrenador Personal”. Es instructor de Pilates y entrenador personal. Precursor en España del Paddle Surf & Pilates.

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *