Tiro con arco, un deporte universal que hay que probar

Desde hace más de 50.000 años hasta la aparición de las armas de fuego, el tiro con arco ha acompañado a los seres humanos en la guerra y en la caza. En la actualidad nada tiene que ver con sus orígenes, hoy en día, el tiro con arco es un deporte universal. Más allá de las modas a las que inevitablemente estamos sometidas, este deporte se erige vencedor de entre muchos otros a pesar de ser minoritario. Si nos fijamos, el tiro con arco siempre ha existido y siempre existirá, y está inevitablemente unido a Nosotras y perdurará a lo largo de los años.

ArcoEstilo

Esta especialidad deportiva ha persistido a lo largo de los siglos por muchas razones, pero una de las claves que hace que actualmente sea deporte olímpico y tenga fieles seguidores es que ni la edad, ni el sexo, ni la complexión ni las minusvalías son impedimento alguno para practicarlo. Quien tenga más puntería, mejor técnica y una mayor concentración será quién acierte repetidamente en el 10 de la diana.

NiñaArco

Este es un deporte que en esencia trata sobre el avance individual, la lucha con una misma, que habla de la superación personal y de nuevos descubrimientos. Para acertar en la diana es vital tener una gran concentración, desde la postura inicial hasta el momento en que se suelta la flecha.

El tiro con arco tiene muchos misterios y para descubrirlos no hay otra forma que iniciarse en este arte milenario. Tienes que estar a solas contigo misma, concentrarte, visualizar el objetivo, tensar la cuerda, apuntar y soltarla. Es una sensación única que, una vez que has probado, estoy segura que querrás repetir, al menos 30 veces más.

tiro_al_arco_mujer

En la actualidad hay diferentes modalidades de tiro con arco, pero básicamente las diferenciamos en tres. Últimamente las hemos visto reflejadas en los grandes éxitos de la gran pantalla, ya sea con protagonistas femeninas como la pelirroja Mérida de Brave o la implacable Katniss Everdeen en Juegos del Hambre.

También encontramos a los valientes representantes masculinos que se han vuelto inmortales y claras referencias que traspasan las pantallas de cine. Por ejemplo tenemos al musculoso Rambo que acaba con todos sus enemigos gracias a su arco de poleas, el intrépido y valiente Légolas, experto tirador de arco recurvado y el clásico y rebelde Robin Hood, que acierta en todas las dianas con su arco recto o Longbow.

brave                      juegos hambre2

En este deporte existen una gran cantidad de variables que influyen en el resultado final como por ejemplo la posición y postura corporal, el agarre de la flecha, la apertura del arco, el anclaje de la cuerda, el apunte a la diana y la suelta de la flecha. Todos estos factores marcan la diferencia entre el éxito y el fracaso en el tiro con arco y hay que dominarlos todos.

Para llegar a un resultado óptimo hay que realizar una práctica minuciosa y repetirla en infinidad de ocasiones, lo que significa que hay que tener mucha paciencia y tiempo. Un fiel reflejo de estas palabras es que en la Edad Media se estimaba que un aprendiz no llegaba a ser un buen arquero hasta que llevaba aproximadamente 8 años de formación.

Hay que tener presente que, si nos pica el gusanillo de este deporte, tenemos que realizar un curso con monitor para que nos enseñe la técnica y nos guíe, como mínimo, en sus inicios. El arco no deja de ser un arma y tenemos que ser en extremo cuidadosas con él.

Imágenes: Pinterest

 

 

 

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *