Ejercicios para reducir la retención de líquidos

¿Te sientes hinchada? ¿Has ganado algún kilo de más en estas navidades y no hay manera de quitarlo? Puede que la retención de líquidos sea la culpable; hace que te sientas hinchada, sobre todo en piernas, abdomen o manos. Hay soluciones para esto, no te preocupes. El ejercicio físico te va a ayudar.

Las causas pueden ser muchas: desajustes hormonales – los propios de la regla por ejemplo-, el sedentarismo, el exceso de consumo de sodio -sal refinada y otros aderezos, enemigos despreciables- o incluso el estrés. Es necesario tener en cuenta que también existen causas orgánicas o funcionales y estas deben ser tratadas por un especialista: fallos en algún órgano vital, trastornos hormonales o circulatorios, tomar ciertos medicamentos -como por ejemplo la cortisona-. Además, auto-medicarse con diuréticos o medicamentos no es lo más aconsejable.

La retención de líquidos es el acopio de líquido extracelular en nuestro organismo. Al contrario de lo que muchos piensan en estas situaciones, beber dos litros de agua al día sí es recomendable y muy beneficioso.

retencion-liquidos

Para reducir los efectos indeseables de la retención de líquidos es ideal hacer ejercicio regularmente. Entrenar ayuda a la circulación y a ‘regular’ tu metabolismo. Algunos tips que pueden ayudarte:

  • Mueve tus piernas: ya sea en actividades dirigidas, usando la bicicleta, salir a caminar o una partida de paddle.
  • Ejercicios de fuerza: no temas en coger las pesas. Ejercicios como las sentadillas o trabajos específicos del tren superior ayudan a “encender” tu metabolismo, además de fortalecer tu musculatura y quemar calorías.
  • Nadar: la natación es un ejercicio excelente en estos casos debido a la posición horizontal que adoptamos, la presión del agua y el trabajo integral del cuerpo
  • Realiza estiramientos al finalizar tus entrenamientos. Puedes elevar tus piernas cuando estés estirando. Es por una cuestión de gravedad que la retención de líquidos se hace más patente en tus piernas. Dejarlas en alto mientras estiras puede ayudarte.
  • Controla tu dieta: come saludable, ingiere frutas y verduras. Evita los refinados.
  • Utiliza poca sal y que esta sea marina y ecológica, nunca refinada.

En definitiva se trata de introducir pequeños cambios en tus hábitos cotidianos. Si mejoras tu dieta, si haces ejercicio regularmente no solo te verás mejor; te sentirás vital, enérgica y completa.

FERNANDO ORPINELL 4

Fernando Orpinell es autor del libro “Tu entrenador Personal”. Es instructor de Pilates y entrenador personal. Precursor en España del Paddle Surf & Pilates.

Imágenes: salesportclub/ belleza.facilisimo

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *