¿Quieres aumentar la motivación en el entrenamiento?

Cuando se trata de entrenar, toda la motivación que podamos añadir cuenta. Y no hay duda de que la música es un elemento clave en el ejercicio pero ¿cómo saber cuál es la indicada? Nosotras te damos algunas pistas.

Hacer ejercicio sin música es posible, pero la realidad es que resulta mucho más tedioso y pesado que hacerlo acompañada de la melodía ideal. Este factor es tan básico, que son muy pocas las clases a las que acudirás y que no cuenten con un hilo musical de fondo, por eso debes tomarlo en serio.

Antes de elegir la música para hacer ejercicio, ten en cuenta que lo mejor es preparar una carpeta especial para ello en tu reproductor, de este modo todas esas canciones que te resultan motivadoras estarán en un solo lugar y no mezcladas en una lista de reproducción junto a la última balada del momento o la canción de despecho de la temporada.

running_music

El género que elijas estará regido por tu gusto, sin embargo ten en cuenta que:

  • Debes incluir canciones con un ritmo moderado para la fase de calentamiento, en la que la intensidad va creciendo poco a poco.
  • Al elegir la música para hacer ejercicio no pueden faltar las canciones con ritmo intenso, pues estas aunque no lo creas marcarán la intensidad del entrenamiento motivándote a ir más rápido.
  • Incluye también un par de piezas un poco más tranquilas para el momento del estiramiento, en el que necesitas relajar tu cuerpo nuevamente.

El rock, la música electrónica y el pop son los géneros más habituales al momento de elegir la música para hacer ejercicio. En Internet encontrarás variedad de ejemplos y opciones que puedes descargar, en incluso en servicios como Spotify hay listas musicales para entrenar que pueden serte de gran ayuda. ¡Ánimo y a entrenar duro!

Imágenes: Anne Stiil / Pinterest

Autor: Debora De Sa

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *