¿Qué deportes puedes hacer con tu hijo?

Hacer deporte puede ser a veces una tarea difícil porque no encontramos el momento, porque no nos apetece o porque no tenemos tiempo. Si además eres madre y tienes un niño, practicar deporte se puede convertir en una misión…Más bien imposible.  Sin embargo, tenemos que ser positivas e intentar organizarnos para hacer todo aquello que nos gusta y nos hace sentir bien. No tenemos que renunciar a lo que nos hace felices, en nuestra mano está.

runners

Practicar ejercicio con nuestros hijos desde pequeñitos es una forma excelente de inculcarles unos valores sanos y de integrarles en el deporte. Para Nosotras será seguro una forma muy distinta de sentir, vivir y practicar ejercicio. Si antes de ser madres nos hacía sentir bien salir a correr, ir en bici o hacer yoga, compartirlo con nuestros hijos lo hará más especial todavía.

Cada vez es más habitual ver a una madre haciendo running con ropa de deporte por la ciudad llevando a su bebé en el cochecito o disfrutando de un agradable paseo en bicicleta. Y es que ahora parece que estamos yendo un poco más allá. Podemos practicar muchos deportes distintos con nuestros hijos e iniciarlos en ellos. Los beneficios que tendremos serán mayores que si practicamos deporte solas y crearemos una nueva conexión entre nosotros muy especial.

madre_deporte_hijo

Encontramos muchos tipos distintos de deporte pero, para no complicarnos la vida y hacérnosla un poco más sencilla estos serían algunos de los que están al alcance de la mayoría de Nosotras:

  • Con el yoga unimos diversión, con relajación, equilibrio y concentración. Originaria de la India, esta palabra significa ‘unión’, por lo que es perfecto practicar este deporte para estar unidos con nuestro hijo y crecer juntos.
  • Salir a correr con nuestro niño nos aportará beneficios no sólo fisiológicos, sino también psicológicos y emocionales. Es una actividad física accesible a todas nosotras que hará que ellos vean el deporte como algo natural.
  • Ir a nadar con los más pequeños a la piscina es de lo más divertido. Ellos fortalecen el sistema cardiorespiratorio y potencian su desarrollo psicomotor. Hacer ejercicio en el agua aumenta sus posibilidades de movimiento, bastante limitadas cuando son pequeñitos. Además, la relación entre nuestro bebé y Nosotras mejorará al compartir situaciones muy variadas que aumentan la confianza, la seguridad y nuestro conocimiento mutuo.

piscinayoga

Más allá de los beneficios físicos, si practicamos deporte de forma regular con nuestros hijos construiremos unos lazos afectivos muy fuertes y tendremos una mayor comunicación y confianza. Mejoraremos la salud, el ánimo y su rendimiento escolar, además de desarrollar su interés y placer por el movimiento y ejercicio. Es importante sentar unas bases sólidas y positivas desde la infancia y el deporte y la vida sana son un ejemplo de vida a seguir.

Imágenes: Pinterest

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *