Por qué no adelgazo si como sano y hago ejercicio

 

Seguro que muchas veces te has preguntado: ¿Por que no adelgazo si sigo la rutina correcta? 

Comer bien y hacer ejercicio son las bases para adelgazar, pero se necesita mucho más. Entrenas y entrenas pero, sin embargo, no consigues rebajar esos kilitos de más. Calma, hay solución. No desistas en tu objetivo de perder peso. Recuerda que, ¡si quieres, puedes! 

Te damos algunos consejos para que revises todas tus rutinas y puedas ver si cometes algún ERROR:

Revisa las calorías que consumes

 

 

Antes de empezar a adelgazar debes conocer bien tu metabolismo. Esto implica darle importancia a la energía igual que al ejercicio, de modo que es necesario que haya un equilibrio entre las calorías que se gastan y las que consumes de nuevo. Recomendamos recorrer a un especialista para poder crear un plan nutricional adaptado a tus necesidades, para poder establecer la energía que necesita tu cuerpo y equilibrarla con la que gastas. Es recomendable hacer entre cinco y seis comidas al día, principalmente: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena.

Debes ser constante

La constancia es necesaria; lo recomendable es hacer sesiones a modo de rutina. No importante tanto la duración, es mas cuestión de ser constante y dedicar una parte de tu día a ejercitar tu cuerpo. Lo más indicado es realizar ejercicio -acorde con tus necesidades- aunque sea unos 30 minutos diarios.

 

 

Otro punto importante es la eficiencia. Dependiendo de tu dieta y tu estado de salud hay cierta cantidad de calorías que debes perder diariamente para que el resultado sea visible. Prácticas como el yoga, pilates o caminar ayudan a mantener un peso saludable, pero no cooperan tan eficientemente con la pérdida de peso. Si deseas perder peso, recomendamos recurrir a un entrenador personal para que te guíe.

Cómo saber si tienes problemas hormonales 

Los problemas hormonales pueden ser una de las causas por las que no adelgazas. Los problemas hormonales a nivel de tiroides -glándula que se encarga de regular las hormonas-, puede ser la causa de que engordes sin explicación alguna o que no pierdas peso aunque comas bien. Debes saber que las personas que sufren de desequilibrios tiroideos pueden sufrir de hipertiroidismo y adelgazar muchísimo o, por el contrario, sufrir de hipotiroidismo y engordar. La mejor manera de detectar esto es acudiendo a tu médico de cabecera para que te evalúe y redirija a un especialista.

 

La clave está en comer bien, hacer deporte de forma constante, marcarte objetivos realistas y acordes con tu metabolismo, recurrir a ayudar externa que te oriente y, sobre todo, sentirte bien contigo misma ejercitando tu cuerpo. 

 

Imágenes: Pinterest

Autor: Júlia Benach

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *