Por qué la alimentación es tan importante como el ejercicio

Un estilo de vida saludable empieza por una buena alimentación.

Como cada año cuando se acerca el verano, empiezan a venir los apuros para ponerse en forma y para lucir el cuerpo del summer. Si estás entrenando muy duro a diario pero no consigues los resultados deseados, ¡sabemos a qué se puede deber! Sentir frustración en estos casos es algo normal y que experimentan muchas personas en esta situación. Pero, por suerte, tiene solución. Para poder comenzar a cumplir con los objetivos establecidos hay que identificar el problema.

En el mundo del fitness, la dieta que se sigue es un factor clave para alcanzar los objetivos planteados, tanto a corto como a largo plazo. Quizá sea la alimentación lo que está fallando. Sin embargo, estos últimos años la vida healthy cada vez se apodera de más hogares. Los hábitos de consumo están cambiando y cada vez más personas son conscientes de los beneficios que derivan de tener una vida saludable. Y también de los inconvenientes de no hacerlo.

Tener unos hábitos adecuados puede llegar a evitar muchas enfermedades y a mejorar la calidad de vida. Es igual de importante tener una buena alimentación que practicar ejercicio de forma regular. ¡Te contamos por qué!

 

Batido natural casero de piña, manzana, pepino y naranja.

Llevar una buena alimentación es imprescindible para evolucionar y triunfar en toda rutina fitness

Llevar un estilo de vida saludable comprende la alimentación, el ejercicio físico, la prevención de la salud, el trabajo y la actividad social. En este caso queremos centraremos en la alimentación que deberías llevar para poder fardar de estilo de vida healthy. Muchos expertos en cuestiones de salud afirman que gran parte del éxito de la rutina fitness reside en lo que comes. ¡Estamos hablando de más del 60%!

¿La clave? Ningún alimento está prohibido, sólo es cuestión de limitar su consumo. La moderación y el autocontrol son muy importantes a la hora de conseguir los objetivos establecidos. Recomendamos contar con la experiencia y la ayuda de un nutricionista que te ayude a elaborar una dieta adaptada a tus necesidades. ¡No es necesario pasar hambre! Es importante que la dieta incluya todo los nutrientes, vitaminas y alimentos necesarios para que puedas sacar lo mejor de ti en cada entrenamiento. 

 

Tártar de remolacha y boniato.

 

Recomendamos aumentar el consumo de alimentos frescos como frutas y verduras; acompañándolos con proteínas magras: carne y pollo. Es importante consumir también mucho pescado y preparaciones con claras de huevo como omelettes. ¿Has probado alguna que lleve verduras? Puedes hacer una tu misma con queso descremado, yemas y claras. Asimismo, hay que beber mucha agua durante el día, para empezar el día nutriendo el cuerpo por dentro y terminándolo de la misma forma.

Si no eres mucho de frutas y verduras, ¡puedes probar con los batidos! Los zumos y los batidos de naranja y zanahoria son de lo más healthy que hay. Además, puedes hacerlos en casa. Y, ¿te gusta el tartar? Tenemos otra propuesta para que no sea siempre de salmón. No podrás resistirte al de remolacha y boniato.

¡Incorpora hábitos alimentarios saludables a tu vida! 

 

Imágenes: Pinterest

Autor: Júlia Benach

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *