¿Por qué es bueno practicar aeróbic?

El aeróbic  es un deporte que utiliza el oxígeno para quemar grasas y glucosa, gracias al cual, de una manera dinámica e incluso divertida, se trabaja la tensión muscular, y se mejoran los reflejos y la coordinación. Combinado con hábitos saludables de alimentación, se trata de una de las maneras más eficientes de controlar el peso.

Los principales beneficios son los siguientes:

  • Ayuda a controlar los niveles de colesterol: Con este deporte contribuiremos a bajar los niveles de colesterol malo (LDL) en sangre, y asimismo, a aumentar los niveles del colesterol bueno (HDL).
  • Disminuye el estrés: El aeróbic ayuda a reducir los niveles de cortisol, la hormona del estrés. Después de practicar este tipo de ejercicio, el cerebro segrega hormonas del placer como la serotonina y las endorfinas, y esto hace que nos sintamos más felices y satisfechos.
  • Fortalece el sistema inmunológico: Practicando aeróbic estaremos más protegidos de contraer enfermedades virales como pueden ser los resfriados o la gripe.
  • Hace que los músculos sean más flexibles: Practicando este tipo de deporte, los músculos adquieren más flexibilidad, ya que se ejercitan en gran medida.

ejercitarse-cada-día-

  • Previene enfermedades del corazón: El aeróbic fortalece el músculo cardíaco, por lo que ayuda al sistema cardiorespiratorio. Además, es bueno para luchar contra la hipertensión.
  • Previene lesiones musculares y óseas: El aeróbic mejora los huesos; y la resistencia y formación del tejido óseo. Además, ayuda a proteger las articulaciones y otorga una mayor reserva energética al músculo. Así pues, previene las lesiones debido a una mayor resistencia a esfuerzos y presiones.
  • Reduce el riesgo de cáncer de mama y ovarios: Esto es porque el ejercicio minimiza los niveles de hormonas ováricas, estradiol y progesterona.

Dicho todo esto, os recordamos que antes de practicar aeróbic, así como cualquier otro tipo de ejercicio de intensidad media o alta, es muy recomendable hacer un calentamiento previo de unos 10 minutos, para no desgarrar ningún músculo posteriormente, mientras realizamos la actividad.

Imágenes: nosotras.com

 

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *