Por qué el ejercicio te ayudará a dormir mejor

Los seres humanos pasamos más de un tercio de nuestra vida durmiendo ¡Y cómo nos gusta dormir! Es importante alcanzar un sueño óptimo, ya que un buen descanso puede mejorar nuestra calidad de vida. No dormir las horas necesarias ni descansar de forma adecuada puede afectar gravemente y provocar problemas de salud.

Las personas que practican deporte suelen descansar mejor. Esto es debido a que hacer ejercicio permite experimentar una serie de beneficios que fomentan un sueño reparador. La premisa básica está en que hacer deporte agota, y estar más cansado físicamente facilita la conciliación del sueño. Así de sencillo.

Además, el ejercicio eleva la temperatura corporal, y cuánto más temprano hagamos ejercicio mejor. No recomendamos realizar ejercicio poco antes de ir a dormir porque puede alterar el sueño. Por otro lado, la actividad física contribuye a mejorar nuestra respiración y a poder relajarnos más y mejor a la hora de dormir.

¿Por qué duermo mal? Puede ser por estrés, problemas personales o profesionales, por hábitos de vida que muy poco saludables -tabaco, alcohol, abuso del café-, por pasar muchas horas pegado a la pantalla del móvil o del ordenador, entre otros factores. Viajar con frecuencia también puede provocar un desfase horario, y si duermes en una habitación con mucha luz o hace mucho calor, igual.

Según datos de la SEN (Sociedad Española de Neurología) 4 millones de personas en España tienen insomnio crónico y entre un 25-35% de la población padece insomnio temporal. Por otro lado, las mujeres tienen más riesgo de padecer insomnio que los hombres y, con la edad, las dificultades para dormir pueden aumentar. Por eso hay que cuidarnos, y establecer rutinas saludables lo antes posible. 1 de cada 4 personas en España tiene problemas para dormir, por lo que podemos considerarlo un de los problema de salud más importantes. Son datos alarmantes que hay que combatir a base de una buena rutina de deporte y una alimentación equilibrada.

El ser humano ha evolucionado para alternar ciclos de sueño reparador con actividad física. Por mucho que trabajemos sentados, nuestro ciclo no está completo si no incluye una actividad física de cierta intensidad a lo largo del día. Tanto las actividades físicamente intensas como las más ligeras suponen frecuentemente una mejoría en la calidad del sueño. Haciendo deporte también reduces el estrés, aunque en la sociedad actual las situaciones que no nos dejan conciliar el sueño suelen derivar más de problemas emocionales, relacionados con el subconsciente.

No recomendamos consumir bebidas estimulantes antes de ir a dormir, como la cafeína o la Coca-Cola. Tampoco es bueno tomar cacao y/o chocolate porque estos alimentos pueden interferir en nuestro objetivo de descansar bien. 

Pasar menos tiempo sentado también te ayudará a descansar mejor, ya que cuantas más horas pasamos sentados peor es la calidad de nuestro sueño. Además, para ayudarte a obtener un sueño óptimo, existen productos como Arkopharma Pasiflora, que contribuye a mantener la calidad del sueño y contiene activos 100% vegetales.

Descansa, es muy importante.

 

Imágenes: Elle

Autor: Júlia Benach

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *