Operación bikini: ahora es el mejor momento para empezar

La puesta a punto, más conocida como operación bikini, suele empezar en primavera, y sí, entonces es posible conseguirlo. Pero es mucho más recomendable empezarla justo ahora, en pleno enero. Después de las fiestas navideñas es un momento de plena motivación y es más fácil concienciarnos de que debemos cuidarnos. Tras días y días de comida excesiva, y no precisamente saludable, es normal sentirnos más pesados y con más retención de líquidos, por lo que ya estamos predispuestas a adquirir una buena rutina.

Queda mucho para la temporada de shorts y bañadores, y esa es precisamente la razón por la que empezar ya la operación bikini. Tener tiempo suficiente significa poder hacer las cosas bien, tener margen para lo inesperado y sufrir menos en el proceso. Haciéndolo a uno o dos meses vista no es posible saltarse ni un día la rutina, ni darse un capricho de vez en cuando.

La formula perfecta para la operación bikini es, definitivamente, el tiempo más las ganas. Podrás hacer de forma relajada, racional, sin ansiedad y adquiriendo hábitos sostenibles en el tiempo. Ya sabemos que cuando las cosas se hacen tranquilamente y bien hechas siempre salen mejor, así que ya sabes, tienes seis meses hasta el verano. ¿Empezamos?

Antes de nada, lo importante es quitarnos esa sensación de hinchazón. Opta por beber mucha agua e infusiones, empieza cambiando algunos hábitos en tu alimentación y en tu rutina que hagan que te muevas más, como evitar los ascensores y caminar todo lo que puedas. Los cambios deben ser progresivos, no te obsesiones con querer hacerlo todo de golpe.

Haz tus cenas cada vez más suaves, hasta que te cuerpo se acostumbre a ingerir una cantidad adecuada de alimentos que favorecen la digestión por la noche. ¡Evita los vegetales crudos! Y apuesta por llevar tupper siempre que no puedas comer en casa, evitarás malas tentaciones.

No olvides el deporte, porque sin él es muy difícil conseguir un cambio real y efectivo. Intenta hacerlo en la medida que puedas pero, si en tu día a día no es posible, apuesta por caminar mucho, olvídate del coche o del transporte público y haz tus trayectos andando.

El cuidado estético es importante, hidrata la piel y elimina las células muertas con una exfoliación semanal para que la piel oxigene mejor. Consigue resultados a largo plazo y empieza a hacer de la operación bikini una forma de vida que te permita verte y sentirte bien los 365 días del año. Así que ya sabes, es tu momento.

Imágenes: Ejercicios en casa, El Confidencial, Guía Fitness, Women’s Health

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *