Natación durante el embarazo

Practicar ciertos deportes durante el embarazo es muy recomendable porque ayuda a fortalecer tu cuerpo, que tantos cambios va a sufrir, y la natación es uno de los deportes más recomendables. Muchos médicos aconsejan practicar este deporte durante el embarazo porque es muy beneficioso, tanto para la madre como para el bebé, y no conlleva ningún riesgo si se practica con cuidado.

Practicando la natación mejorarás tu sistema cardiovascular y respiratorio, regularás tu aumento de peso, es una gran ayuda para tener más baja la tensión, es un gran método de control del colesterol y el azúcar en la sangre. Además de todo esto tonificará tus músculos y prepararás mejor tu estado físico hacia el momento del parto. El agua amortigua tu peso corporal y adquirirás una mayor libertad de movimientos, relajarás las zonas que se sobrecargan y te sentirás más ágil. También disminuirás los edemas circulatorios, te proporcionará tonicidad a la musculatura y mejorarás tu flexibilidad.

Nadar es un gran ejercicio para todas las mujeres embarazadas pero siempre debes consultar primero a tu médico y preparar junto a él la tabla de ejercicios que vas a realizar para que ni tú ni el bebé sufráis ningún riesgo. En la mayoría de casos se recomienda practicar la natación durante todo el embarazo excepto las dos semanas previas al parto por riesgo de infecciones. Debes tener en cuenta la higiene del recinto donde acudas a tus clases y evita golpes accidentales con el resto de embarazadas durante las clases.

Si no sabes nadar no intentes aprender durante tu embarazo y si has llevado durante años una vida sedentaria es mejor que no realices ningún tipo de ejercicio físico durante esos nueve meses.

Autor: Tania Martinez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *