LISS o cómo ponerte en forma de manera fácil

Primero llegó el HIIT, ahora viene el LISS. Los dos entrenamientos para ponerte en forma de manera fácil, aunque uno es más hard que el otro. El LISS lo puede practicar cualquier persona. ¿Sabías que realizar un entrenamiento de baja intensidad durante una hora puede ser más efectivo que ir a correr 20 minutos?

Si quieres perder esos “kilitos” que tanto te incomodan, pero no pudiste con el entrenamiento HIIT -o no te gustó-, ¡sigue leyendo! Varias influencers, como la gran Kayla Itsines, hablan mucho de esta modalidad de entrenamiento, hasta llegar a ponerlo de moda.

Seguro que muchas veces has oído hablar del entrenamiento HIIT (High Intensity Interval Training), pero ¿conoces el LISS? Estas siglas hacen referencia a Low Intensity Steady Stateo lo que es lo mismo, a un tipo de entrenamiento prolongado pero de baja intensidad. Por si no estás al día, es una forma de hacer ejercicio cardiovascular constante, donde debes mantener siempre una intensidad baja pero combinada con un esfuerzo constante (de al menos 60 minutos)que puede ayudarte a ponerte en forma y a quemar grasa mucho más rápido que de otras maneras. Está pensado para personas en baja forma física o personas que están iniciándose al entrenamiento. Si eres una de ellas, no dejes de leer.

El LIIS es un entrenamiento de cardio de baja intensidad con una duración de entre 30 y 60 minutos. Hay que mantener un ritmo de aproximadamente un 60% de tu frecuencia cardiaca máxima.

El cardio de baja intensidad resulta muy efectivo para bajar de peso y perder esos kilos de más. Esto sucede por un simple motivo: el consumo de oxígeno. El cuerpo necesita oxígeno para descomponer las grasa y cuanto menos sea la intensidad de los ejercicios, más oxígeno estará disponible para ello. Es lo opuesto a lo que ocurre con un entrenamiento HIIT (de intervalos de alta intensidad), en el que hay menos oxígeno disponible, y el cuerpo utiliza otras fuentes de energía que no son grasas, como por ejemplo, los carbohidratos.

 

El entrenamiento LISS puede llevarse a cabo con más frecuencia que el entrenamiento de alta intensidad y es más suave. También evita los dolores e impactos en los tendones, articulaciones, músculos y niveles de energía. Para aquellos que os estaréis preguntando si hay un riesgo algo de lesión, la respuesta es que con el LISS es más fácil evitar lesiones.

Si te hemos convencido y has decidido empezar una nueva rutina, puedes empezar por probar este tipo de entrenamientos LISS. Puedes realizarlo al aire libre o en el gimnasio, por ejemplo, caminar rápido o trotar lentamente, natación -de forma moderad, ciclismo o bicicleta estática. Y nuestra preferida, subir escaleras -puedes probar con las del trabajo-.

WHY NOT? Es una buena manera de empezar la rutina a tope, y haciendo algo saludable. Se recomienda estar en el gym unos 30 y 60 minutos en una o varias máquinas de cardio como remo, elípitica, bicleta estática, cinta. Si optas por hacer una caminata a buen ritmo, que sean unos 40 minutos.

 

 

No te agobies, ni te fuerces. Empieza con entrenamientos acorde con tu estado de forma actua, y poquito a poco ya irás cogiendo el ritmo. Llevar un ritmo de vida saludable te ayudará a mejorar tu estado de ánimo. Y a disfrutar de un mejor nivel de vida. Recuerda esto: poco siempre es mejor que nada. Hacer LISS siempre será mejor que no hacer nada de ejercicio físico. Tu salud de lo agradecerá.

Fuente: Vogue.es, Enfemenino.com 

Imágenes: Pinterest

Autor: Júlia Benach

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *