Kettlebells, el entrenamiento con pesas rusas

Hoy por hoy, es común verlas en gimnasios o centros de entrenamiento. Las kettlebells o pesas rusas son unas herramientas muy útiles, eficientes y prácticas: no necesitas mucho espacio ni tampoco requiere dedicarle demasiado tiempo en tu rutina.

Es probable y entendible que den un poco de respeto, estas bolas de hierro con forma de ‘tetera’ parecen solo apropiadas para un levantador de peso ruso, pero en realidad, son mucho más que eso. Personalmente soy muy fan de ellas, procuro usarlas cada semana y las utilizo con la gente que entrena conmigo también.

pesas_rusas_2

Para incorporarlas necesitas aprender la técnica apropiada. Lo ideal sería que un profesional cualificado te enseñe y asesore, por lo menos durante un tiempo, hasta que te sientas segura y cómoda manejándolas. El swing, es el movimiento por el que debes empezar, pero hay muchísimos más como el snatch, el clean, el press, el molino, el levantamiento turco y por supuesto, las sentadillas y los lunges. Algunas razones por las que debes incluir las kettlebells o pesas rusas en tu programa de actividad física son:

  • Es funcional: trabajas de manera integral y no aislada como es el caso de la mayoría de ejercicios con pesas, máquinas isotónicas o poleas.
  • Fortalece y tonifica piernas, glúteos, abdominales, espalda, hombros y brazos.
  • Quemas muchas calorías. Estas moviendo todo el cuerpo constantemente. Según algunos estudios se pueden quemar hasta 400 calorías en 20 minutos de ejercicio con los ejercicios de kettlebells -en un entrenamiento fluido e intenso que podrás completar si ya tienes un cierto nivel o práctica-.
  • A su vez, como tu corazón debe bombear más sangre a todo tu organismo, mejora tu sistema cardio-respiratorio.
  • Aumenta la estabilidad, movilidad y el rango de movimiento de tus articulaciones.
  • Desarrolla fuerza y resistencia con todos los beneficios que esto conlleva.
  • Previene la osteoporosis.
  • Enciende tu metabolismo.

pesas_rusas_4

Debes tener siempre en cuenta que es necesario una buena entrada en calor, como por ejemplo saltar la cuerda, flexiones de brazos -aunque sea apoyando rodillas en el suelo-, squats, lunges y movimientos articulares.

Lo aconsejable es que comiences de manera progresiva y segura. Tal vez al principio puedes intentarlo con pesas de 4 kg para luego pasar a 8kg. No tengas miedo, tus piernas y tu core, si los preparas correctamente, pueden mover y soportar grandes cargas. Entrena a conciencia y con sentido común.

Y tranquila, no vas a ponerte como un físico culturista, estas pesas te harán lucir esbelta y fuerte. No por nada hay tantas actrices y modelos que las utilizan. ¡Animate!

FERNANDO ORPINELL 4

Fernando Orpinell es autor del libro “Tu entrenador Personal”. Es instructor de Pilates y entrenador personal. Precursor en España del Paddle Surf & Pilates.

Imágenes: Pinterest

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *