Ejercicios posturales para la espalda

La espalda es una de las partes de nuestro cuerpo que más lesiones puede experimentar ya sea debido al sedentarismo, al estrés o a las malas posturas.

En general, la espalda sufre cuando mantenemos durante mucho tiempo la misma posición ya sea de pie, sentadas o incluso acostadas. También suele sufrir cuando adoptamos posturas que requieren curvar la columna mucho más de lo que está acostumbrada. Otro motivo que puede llegar a dañar la espalda es realizar grandes esfuerzos, movimientos bruscos o cuando adoptamos posturas muy forzadas. En este sentido, podemos dañarnos la espalda en cualquier lugar y situación: pasando muchas horas frente al ordenador trabajando, realizando ciertas tareas del hogar, durmiendo…

Para evitar patologías en la espalda, existen ciertas medidas de higiene postural que pueden ayudar a mejorar los problemas de espalda.

Cuando esteis sentadas, intentad mantener la espalda erguida y alineada, repartiendo el peso. Además, debéis sentaros lo más atrás posible apoyando la columna firmemente contra el respaldo.

Cuando realicéis tareas domésticas, intentad mantener la espalda lo más erguida posible y sin curvaturas. Si tenéis que realizar actividades que requieren estar tiempo de pie en la misma posición como por ejemplo para fregar los platos o barrer, intentad tener la espalda siempre recta. Además, una  buena manera de evitar que la columna sufra es alternar actividades en las que estéis de pie con otras en las que estéis sentadas. Por ejemplo, fregar, hacer la cama, barrer…

Cuando esteis tumbadas, os recomendamos adoptar posturas en las que la columna quede igual que si estuviéramos de pie. En este sentido, la posición fetal puede ser una buena postura para dormir y no dañar la espalda así como boca arriba. En cambio, no recomendamso dormir boca abajo porque la columna debe cambiar su curvatura normal. 

Por último, desde Nosotras.com también queremos recomendaros ciertos ejercicios posturales para la espalda que pueden seros de gran ayuda para trabajarla y tonificarla.

Ejercicio espalda1. Postura de yoga: la diosa

Acostaros boca arriba, con los brazos relajados en forma de cruz y las piernas dobladas juntando las plantas de los pies. Cerrad los ojos, concentraros en la respiración y dejad que la cintura descanse sobre el piso. Sobretodo, es muy importante que no arqueéis la espalda en ningún momento porque podríais llegar a dañarla.

 

2. Postura de yoga: parada de hombros

Ejercicios espaldaEsta postura es un poco complicada por lo que debéis seguir las instrucciones al paso de la letra o podéis terminar dañándoos la espalda. Para ello, acostaros boca arriba llevando los pies para tocar el cielo y manteniendo las manos apoyadas a la espalda para ayudaros a levantar la cadera del suelo. La columna debe estar casi en posición vertical, para ello deberéis tocar con la barbilla al pecho. Una vez tengáis la posición, respirad profundamente, concetraros en vuestra columna y veréis como se estira.

Imágenes: Corbis

Autor: Anna Güell

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *