Ejercicios para conseguir el trasero ideal: duro y tonificado

Tener un trasero bonito significa dureza y tonificación. El secreto está, como la mayoría de las veces, en el deporte. Nosotras te proponemos una serie de ejercicios que te ayudarán a conseguir y mantener el trasero ideal ¡Vete poniéndote las mallas!

¡Cómo definirías el trasero perfecto? Pues seguramente que redondito, duro, tonificado, sin celulitis… que se muestre firme y potente al andar, no flácido y caído. Hay que evitar por todos los medios ese “efecto chapata” o “efecto carpeta” que con los años va aplanando y extendiendo el trasero de muchas mujeres.

El secreto para mantener las nalgas firmes y tonificadas es el ejercicio, como ocurre con casi todo el cuerpo. Tampoco te imagines horas interminables en el gimnasio sudando la camiseta: se trata de unos ejercicios fáciles y asequibles a cualquiera: sólo necesitas unos minutos al día para hacerlos y ni siquiera tendrás que moverte de tu casa ¡No hay excusa!

Un consejo antes de empezar: si quieres complementar tus ejercicios, prueba a terminar tus duchas con agua fría. Te ayudará a tonificar los músculos y optimizarás tus esfuerzos. Como broche, al salir de la ducha aplícate un gel anticelulítico y verás cómo mejoran los resultados.

Ejercicios para conseguir un trasero firme, duro y tonificado:

-Las escaleras: nada de escaleras automáticas ni de ascensores. Cada vez que entres y salgas de casa utiliza las escaleras, lo mismo que en el trabajo, el metro o el centro comercial. Suponen un excelente ejercicio para el trasero.

-El step: puedes practicarlo en el gimnasio o tener el tuyo propio en casa. Otro de los ejercicios recomendados 100%.

-A cuatro patas, con las manos a la altura de los hombros, las rodillas en ángulo de 90º y la espalda recta, levanta una pierna hasta crear un ángulo recto manteniendo la rodilla doblada. Mantenla unos segundos y cambia de pierna. Haz 3 series de 15 veces con cada pierna.

-Mantén la posición, pero esta vez estira la pierna y haz como si dieses una coz. Otras 3 series de 15 veces con cada pierna.

Estos son ejercicios específicos para la zona, pero también puedes probar con deportes que tonifican y favorecen todo el cuerpo como la natación, el footing o la marcha.

Imagen de Antiaging Group.

Autor: Carmen Lopez

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. lo aré ojala sirva

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *