La dieta más adecuada en función del deporte que practicas

Llegadas estas fechas, los primeros días del año, lo primero que estaréis pensando muchas es en cómo abordar una dieta para eliminar los excesos de las fiestas navideñas. Estoy seguro de ello, por mi experiencia de otras temporadas, tanto como estoy seguro de que la mayoría estaréis ya metidas de lleno en algún régimen autoimpuesto o sacado de alguna publicación. En muchos casos, o la mayoría, sin control médico.

Me vais a permitir que me ponga gruñón y adopte una actitud de censura y recriminación porque el tema es serio. Está en juego vuestra salud. En ningún caso debéis someteros a una dieta sin la supervisión de un experto. Es peligroso y muchas veces sus efectos nocivos no se hacen notar hasta pasado un periodo de tiempo, cuando la situación ya no tiene remedio.

El cuerpo, no lo olvidéis, tiene un equilibrio orgánico. Si se descompensa un elemento, se descompensa el resto. Y , claro, si un órgano trabaja menos , otro tiene que realizar un sobreesfuerzo.

¿Qué puede pasarnos? Globalmente hablaríamos de desnutrición. En cuanto a sus síntomas, a corto plazo, podríamos citar desde fatiga a vértigo, anorexia, depresión y estreñimiento. A largo plazo, la cosa se pone peor si la persona que se somete a una dieta presenta una patología, de riñón o de hígado, por ejemplo.

No me parece mal, es más yo siempre os lo recomiendo, que controléis los azúcares y las grasas, pero os desaconsejo encarecidamente que hagáis dietas extremas. Además, ya sabéis que tienen efecto yo-yo y que lo perdido se suele recuperar con creces al cabo de unos meses.

De otro lado, este mes de enero es tiempo también del regreso o del comienzo de la actividad deportiva. Si sumamos ambas situaciones, puede que la tándem resulte un absoluto fracaso que nos lleve a abandonar, por fatiga, tanto el control del peso como la actividad deportiva.

Así pues, os dejo unas pequeñas recomendaciones, que siempre deberéis contrastar, día a día, con vuestro monitor de gimnasio, vuestro médico de cabecera, y, si es posible, con vuestro nutricionista.

Lo primero que debéis tener en cuenta es que cada deporte requiere un entrenamiento distinto, supone un desgaste diferente y, por lo tanto, equivale, además de las características de cada persona, a una ración propia de frutas, verduras, proteínas y carbohidratos. En cualquiera de los casos, evitar siempre dulces, alimentos procesados y bollería industrial.

Para el deporte base, se recomiendan alimentos ricos en carbohidratos y se requiere mucha hidratación.

  • Carbohidratos. Se transforman posteriormente en glucosa, que es la fuente de energía esencial para que trabajen los músculos . Estos alimentos son el arroz, pan, pasta, cereales, frutas y tubérculos.
  • Líquidos. Debe mantenerse el cuerpo bien hidratado durante y después de los entrenamientos. Da lo mismo el tipo de ejercicio que sea . Es importante beber agua. Por lógica, a mayor desgaste mas líquido necesitaremos. Tener cuidado con el consumo de bebidas que contengan cafeína, al igual que las ricas en azúcares añadidos.

Para los deportes de alto rendimiento, la dieta debe de ser baja en grasas y moderada en proteínas.

  • Grasas: El consumo de una pequeña cantidad de grasa es necesario para una buena salud, especialmente para la absorción de las vitaminas liposolubles. Si practicas un deporte de alto rendimiento o preparas un maratón tienes que incrementar el consumo en grasas. Debe evitarse el uso de grasa adicional como la mantequilla, margarina, salsas y mayonesas.
  • Proteínas. Los atletas de resistencia deben incrementar sus raciones de proteínas para asegurar una adecuada recuperación de los músculos después del ejercicio. Algo de carne roja, pollo sin piel, pescado, huevo, son aconsejables. Si eres vegetariano puedes sustituir por legumbres y frutos secos.

Para los deportes de resistencia, los atletas de resistencia generalmente necesitan tomar mayor cantidad de alimento por lo que no es conveniente el consumo de alimentos con alto contenido en fibra, es demasiado saciante y evita que se consuma otro tipo de alimentos que son más necesarios.

Se recomienda repartir el consumo de alimentos a lo largo del día y así dar tiempo para la digestión antes del entrenamiento.

Ánimo y, sobre todo, tanto la dieta como el deporte son una cuestión de paciencia. ¡No te rindas!

Ata Pouramini

Ata Pouramini es autor del libro “Tú eres tu medicina”. Es Doctor en Quiropráctica y posee en Valencia una de las consultas más importantes del mundo . Licenciado en Ciencias Humanas, es experto en nutrición y orientador en salud

 

 

 

 

Imágenes: unicas

Autor: Ata Pouramini

atprm!6336

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *