Cómo debe ser la alimentación post-entrenamiento

Alimentarse e hidratarse bien es igual de importante que entrenar, tanto antes de realizar ejercicio como después.

Lo que ingerimos acaba determinando el resultado final. ¿Por qué es tan importante lo que comemos y bebemos antes y después de entrenar? Porque determina tu rendimiento presente y futuro. Si te pasas horas entrenando pero luego no cuidas tu alimentación, es como si el esfuerzo no haya dado sus frutos.

Tras un entrenamiento donde se ha exigido mucho al cuerpo, la rehidratación es tu prioridad. Cuando se pone a prueba el cuerpo, es necesario asegurarnos de que las reservas de glucógeno vuelven a llenarse. Para ello, recomendamos el consumo de alimentos y bebidas que aporten hidratos de carbono. Muchas personas creen que mientras al realizar ejercicio se quemen calorías, no importa lo que se come antes o después. ¡Falso! Por ejemplo, ingerir azúcar antes de hacer deporte puede impedir la quema de grasa. 

 

 

La alimentación tiene un papel muy importante cuando hablamos de post-entrenamiento. Es una forma de completar los beneficios del ejercicio que has practicado. Aconsejamos una comida o cena que incluya alguno de estos alimentos: fruta, verdura, proteínas, integrales, entre otros. Estos alimentos mejoran la masa muscular y tienen una alta densidad nutricional. ¡Todo lo que necesitas al terminar de entrenar! También es recomendable tomar entonces los suplementos de proteínas.

Considerando indispensable conocer el momento idóneo para el consumo de cada alimento, te mostramos algunos ejemplos de combinaciones top. Sobre todo, si quieres ganar músculo, te ayudarán a conseguir tu objetivo. 

 

Alimentos para tomar post-entrenamiento 

Batido de plátano con leche desnatada.

Batido de proteínas con una cucharada de miel.

Yogur desnatado con un puñado de pasas.

Vaso de leche desnatada con una barrita proteica.

Zumo de naranja natural con un trozo de queso fresco.

Tazón de leche desnatada con avena y miel.

Suplemento proteico y zumo de naranja natural.

 

Las bayas también tienen un alto poder energético, al igual que los plátanos, el yogur griego, ensaladas de frutas, muesli casero bajos en azúcar y la miel. Las fresas y el kiwi también son una buena opción. Definitivamente,  la alimentación que tengas después de tu entrenamiento tiene relación directa a tus resultados. Además del esfuerzo que hagas durante tu ejercicio, lo que comes después es de suma importancia.

Las proteínas ayudarán a que tu cuerpo se recupere del desgaste del entrenamiento – sea poco o mucho-. Comer los alimentos adecuados y tomar suplementos apropiados es esencial para ayudar al músculo en el proceso recuperación y reparación mediante la nutrición. Otro aspecto importante a tener en cuenta es la hidratación. ¡No olvides beber mucha agua!

 

Imágenes: Pinterest

Autor: Júlia Benach

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *