Cómo conseguir unos glúteos envidiables

Uno de los mayores deseos de gran parte de las mujeres es tener unos glúteos perfectos -grandes y bien tonificados-, pero esta puede resultar una tarea sumamente difícil si se consume mucha comida basura y no se ejercitan ciertos músculos.

La “flojera”, el cansancio y la pereza suelen ser impedimentos para comenzar una rutina. Deja de fijarte y envidiar a las celebrities y ponte manos a la obra con tu objetivo. A partir de ahora tu serás una de ellas. Con sacrificio y constancia, por supuesto. Hay que hacer algunos cambios para obtener grandes resultados.

Recomendamos subir escaleras para levantar los glúteos. Algo que puedes hacer en tu día a día: subir las escaleras del trabajo, las de la universidad o las de tu casa. Se acabó lo de subir en ascensor, ahora toca ejercitar el booty. Y camina. A diario. El impacto de esta actividad va directo a tus glúteos.

Come proteínas y carbohidratos -arroz y pan integral-, son esenciales para el crecimiento y el desarrollo de los músculos. Evita las grasas saturadas y todo aquello que fomente la formación de celulitis y grasa localizada en los glúteos.

Como todo en la vida, en función de lo que quieras lograr, debes escoger un ejercicio que sirva para ejercitar la parte deseada. Por si no lo sabías, los glúteos se dividen en 3 músculos: glúteo mayor, glúteo medio y glúteo menor.

 

 

  • El glúteo mayor es el encargado de dar el tamaño general del glúteo.
  • El glúteo medio está en el extremo superior del mayor.
  • El glúteo menor se encuentra por debajo, en el extremo inferior del mayor y es el encargado de darle esa forma redondita tan deseada.

Es importante trabajar estos músculos al mismo tiempo para así lograr la mayor estimulación posible, así como unos resultados más rápidos.

Las sentadillas son el mejor ejercicio para aumentar el tamaño del glúteos. Recomendamos empezar a hacerlas sin peso y luego ir añadiéndolo poco a poco. Las sentadillas con salto también te ayudarán, y sólo se diferencian porque al momento de subir las rodillas se estiran realizando un salto. Por otro lado, la sentadilla sumo es un ejercicio perfecto para tonificar los músculos interiores.

Las zancadas, es otro ejercicio muy efectivo y que garantiza muy buenos resultados. Párate de manera erguida y simula dar un paso, estirando la pierna hacia adelante. Flexiona las rodillas, baja y vuelve a subir sin dejar la posición.

A parte de realizar estos ejercicios, es importante cuidar la dieta, tanto el tipo de alimentos que ingieres como las cantidades. Las dos variantes son esenciales para beneficiar los glúteos. Hay que mantener siempre un balance y tratar de reducir el consumo de azúcar y grasas, estas van directamente en zonas determinadas como el abdomen y los glúteos.

¡Ánimo y a lucir unos glúteos envidiables!

Imágenes: Pinterest

Autor: Júlia Benach

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. Lo logre. gracias a sentadillas con carga adicional

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *