Ciudades que van a dos ruedas: la cultura de la bici pega fuerte en Europa. ¡Apúntate!

Cada vez está más de moda sentarse a pedalear por tu ciudad: es ecológico, barato, divertido y te ayuda a mantenerte en forma. ¿Qué más quieres? Barcelona, en España, se une a esta moda europea de cambiar el coche por la bici. ¿Qué más ciudades van a dos ruedas?

El ciclismo urbano consiste en la utilización de la bicicleta como medio de transporte urbano. Se trata por tanto de distancias cortas o medias (algunos kilómetros), recorridas en medio urbano o en todo caso en sus alrededores.

El fotógrafo Spencer Tunick fotografió cientos de personas desnudas en bici en Ámsterdam. Smh

Ámsterdam, en Holanda, es la ciudad bicicletera por excelencia. Todos tenemos en la retina a miles de holandeses subidos en sus bicis yendo de un lado para otro. Tanto es así que el fotógrafo Spencer Tunick, famoso por fotografiar a miles de personas desnudas, escogió para Ámsterdam que la imagen que pasara a la posteridad fueran cientos de personas pedaleando desnudas por las calles de la ciudad de los tulipanes y el barrio rojo.

Hamburgo, otra ciudad muy bicicletera. Iearobics

Hamburgo es otra de las ciudades que va en bici. En el centro urbano hay muy poco tráfico: todo el centro tiene aceras bici y se pueden ver cientos de bicicletas aparcadas a uno y otro lado de la carretera. Se trata de una ciudad bastante plana, cosa que ha favorecido la práctica de este deporte a diario.

Viena: en el norte de Europa se da más el cicloturismo. Etinghs online

Hamburgo y Ámsterdam, las ciudades más aficionadas a montarse en bici, son las ciudades más desinhibidas y liberales: si en la capital holandesa es famoso el barrio donde las prostitutas se exhiben en escaparates, Hamburgo tiene también su zona lúdica en la que salas de espectáculo de señoritas y sex shops se anuncian con grandes luces de neón.

Por lo general, todas las ciudades del norte de Europa, más avanzadas en muchos aspectos que las del sur, son aficionadas a practicar el deporte de la bicicleta y con ello ganan en vías urbanas con menos tráfico, en salud y en diversión.

En Estocolmo es fácil encontrar gente en bicicleta. Los viajes de Marcos y Jordi

Viena, también en el norte de Europa, es otra urbe en la que sus ciudadanos hacen mucho ciclismo.

Asimismo, la moda de la bicicleta arrasa en países nórdicos: en Estocolmo, Suecia o Copenhague, Dinamarca, ya son cientos las personas que, siempre que el clima les deja, cambian la bicicleta por el automóvil.

Copenaghen tiene mucha cultura de bici, Static flickr

En el sur de Europa, hemos de citar Barcelona, ciudad a la que siempre se le otorga el adjetivo de cosmopolita, como una de las más dadas a ir de un sitio a otro en bicicleta. Todavía, este fenómeno no ha alcanzado las cotas de otras ciudades europeas, pero el ayuntamiento a puesto en marcha un plan para que los catalanes se aficionen al pedaleo.

En Barcelona las bicis están subvencionadas. Context communication

En algunas ciudades, como Copenhague y Pekín, leemos en Wikipedia, hay bicicletas gratuitas para uso público. Suelen ser sencillas (sin cambios, etc) y de un modelo fácilmente reconocible, lo que disuade a los ladrones. En algunas ciudades estas bicis se atan en aparcamientos específicos con sistemas similares a los de los carritos de supermercado: se desbloquea introduciendo una moneda que se recupera cuando se vuelve a dejar la bicicleta.

En Lyon están muy conciendiados de que la bici ha de ser un transporte mayoritario en el futuro. Lyon Web

En otras ciudades hay sistemas de alquiler de bicicletas parcialmente subvencionados para que el precio resulte simbólico (Barcelona, como ya comentamos, Lyon, Fráncfort, Stuttgart, Viena, Londres, Bruselas, y Oslo).

Autor: Jesus del Pozo

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *