Trucos para preparar una mesa romántica para dos

¿Buscas preparar una mesa con un toque romántico? Proponemos algunas ideas que te ayudarán a cuidar los detalles y a conseguir una decoración especialSi tienes una cita pronto y debes preparar una mesa para dos, tenemos algunos consejos que te servirán de ayuda.

El primer paso es apostar por una mantelería adecuada. Intenta que sea de un tono y tejido que vaya acorde con el resto de decoración. La armonía es muy importante a la hora de conseguir el resultado esperado. La iluminación también es un elemento a tener en cuenta. Recomendamos poner alguna vela en la mesa para darle un toque romántico. Y sobre todo,  utilizar la mejor cubertería y cristalería que tengas en casa. O si no la mejor, la que encaje con la ocasión. 

¿Cómo decoro el centro de la mesa? De forma personalizada. Puedes hacerlo handmade o adquiriendo detalles en cualquier tienda. Aunque hay que reconocer que lo que se hace a mano siempre hace más ilusión y, suele quedar muy bonito. Si no es así, ¡proponemos apostar por rosas naturales! 

¿Un truco infalible? Invadir el ambiente de su perfume favorito. Hará que se sienta más a gusto alrededor de un olor que le pertenece, que le es familiar. Por otro lado, las plantas aromáticas también ayudan a crear un ambiente único y acogedor. Haciendo referencia a los colores, no olvides los detalles con tonos rosas y rojos. Siempre le dan un toque romántico y cálido.

 

 

¿Tiempo a invertir? No hace falta que pases horas y horas preparando la velada. A veces, lo más sencillo es lo mejor y lo que llega más al corazón. Proponemos una decoración que puedas realizar en casa y sin mucho esfuerzo. ¡Menos es más! Además, las manualidades siempre son una buena opción y poseen un gran valor añadido. Todo lo que hace uno mismo siempre tiene más poder sentimental y, para el otro, significa mucho más. 

Tampoco es necesario que llenes excesivamente de cosas la mesa. ¡No a la acumulación de trastos! Es mejor decorarla con gusto y con poco que abusar de los elementos decorativos.  Escoger un buen vino o una botella de champagne que creas que puede gustaros a los dos será un acierto. Aunque el menú y la bebida lo dejamos al gusto personal. Probablemente le conozcas más que muchos, así que seguro que no te equivocas.

Cuando hay ganas e ilusión, siempre existen maneras de sorprender.

 

Imágenes: Pinterest

Autor: Júlia Benach

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *