Soluciones para aislar el ruido en casa

El ruido es uno de los factores más contaminantes que existe actualmente en las grandes urbes, de hecho se ha acuñado un nuevo término que se denomina contaminación acústica. El ruido puede afectar a nuestro descanso y bienestar, por eso es importante dentro del diseño de interiores de cualquier vivienda tener en cuenta este posible riesgo.

Cada vez son más los problemas de convivencia que podemos tener en las comunidades de vecinos por esta cuestión, sin contar con los días  señalados como en fin de año. Podemos decir que existen dos clases de ruido, uno que se transmite directamente por el aire, por ejemplo cuando oímos la televisión del vecino que colinda con nuestra pared, y otro que se transmite por vibraciones, por ejemplo una maquina de obra que está en la calle y que puede llegar a generar reverberaciones acústicas en nuestra vivienda.

Una primera medida correctora que podemos implantar en nuestra vivienda, sobre todo para ruidos que provenga de la calle, es utilizar ventanas de doble grosor con una cámara de aire, teniendo en cuenta que el PVC es un estupendo aislante. Podemos disminuir los ruidos externos a la mínima expresión, a parte nuestra casa estará mejor aislada y será más eficiente energéticamente.

Otra alterativa es insonorizar toda la vivienda con materiales especiales como puede ser la lana de roca, es una medida correctora muy buena pero requiere de unas obras importantes y de una cuantiosa inversión. Suele ser una medida contundente pero también excesivamente cara. La lana de roca de origen volcánico tiene la propiedad de evitar las vibraciones.

Si tenemos localizada la fuente del ruido, por ejemplo nuestro vecino de al lado, podemos hacer un poco de bricolaje, que consistiría en escoger esa pared y las dos colindantes, que haría una especie de ‘U’. Podemos poner en cada pared lo que se denomina paneles acústicos, que suelen medir dos metros de largo por uno de ancho, una vez que hayamos cubierto la pared con estos paneles, pondríamos unos paneles de pladur para cubrir la pared y listo.

No suele ser muy costoso y suele reducir el ruido de forma significativa. Requiere de cierto bricolaje por nuestra parte. Una alternativa que cada vez es más utilizada para evitar ruidos molestos es utilizar aparatos denominados generador de ruido blanco. Se trata de unas máquinas que emiten un sonido llamado ruido blanco y que tienen la propiedad de enmascarar los ruidos molestos.

Estos aparatos de generador de ruido blanco llevan utilizándose hace más de 50 años en Estados Unidos, habiéndose demostrado su eficacia para evitar la contaminación acústica, ya que aparte de enmascarar posibles ruidos perniciosos, tienen un efecto relajante y de bienestar en nuestra salud. El generador de ruido blanco es una estupenda opción. Eficaz y barata. Nos evita ruidos molestos y nos permite generar espacios armoniosos en nuestra vivienda. Existe una gama de generadores de ruido blanco que emiten sonidos de la naturaleza y que pueden convertir nuestra vivienda urbana en un lugar idílico.

El generador de ruido blanco es una opción rápida, eficaz, barata y no requiere de ninguna instalación ni obra previa. Es un aparato que tiene un consumo energético muy pequeño, menos que una pequeña lámpara encendida todo el día.

Esperamos que con nuestros consejos por fin consigáis el descanso que os merecéis en vuestro hogar. 

Imágenes: identi

Autor: Redaccion Nosotras

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *