Nuestra apuesta: Decoración en blanco y azul

La decoración en tonos suaves como el blanco y el azul es una apuesta segura. El resultado es una combinación atemporal que se puede enmarcar a la perfección dentro de un estilo navy, de un estilo fresco con detalles florales y demás. En definitiva, un estilo que cabe tener en cuenta y para el que os damos algunas claves.

Lo primero que debemos hacer es escoger el tipo de azul que queremos. Y es que no es igual decorar en tonos pasteles que en azul petróleo o tipo klein. Una vez se tenga claro este detalle, será el momento de escoger el resto de accesorios decorativos.

decoracion_azul_y_blanco

En el caso de que el objetivo sea dar un estilo marinero a la estancia mediante contrastes como el blanco y el azul, podréis poner textiles con rayas que combinen ambos tonos. Además de añadir detalles en los que los elementos marinos tengan un lugar destacado. Originaréis una estancia fresca, ideal para una casa en la playa o la decoración de los meses más calurosos del año.

Por otro lado, podréis hacer de detalles en cerámica, por ejemplo con flores en azul sobre fondo blanco, los grandes protagonistas de la estancia. La inspiración en este caso serían las lámparas de procedencia china, ideales para conjugar con muebles de madera oscura. Un juego de contrastes con mucho encanto y atemporal que se convierte en una apuesta segura.

decoracion_azul-blancoComo veis, son muchas las opciones que se pueden dar a la hora de decorar mediante contrastes en blanco y azul. Encontrar el equilibrio y no recargar la estancia serán los principales puntos a seguir. Una decoración con encanto que se puede conseguir a precios mini. ¿Se puede pedir más? Sin duda, la respuesta es no.

Imágenes: blogdecoraciones/ofdesign

 

 

Autor: Mary Esther Campusano

Redactora de contenidos, amantes de los viajes y los felinos.

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *