Estilos de espejo para tu casa

La cara es el espejo del alma… y como es obvio, para vérnosla tenemos que tener esta estructura clara dentro de nuestro hogar. A todas Nosotras nos gusta tener presente un espejo enorme en nuestra casa, con el fin de poder no sólo vernos y admirarnos, sino también que nos sirva de accesorio decorativo. Para todas aquellas que son amantes del universo de los espejos, os dejamos algunas claves para acertar a la hora de elegirlos y adquirirlos.

Para empezar, debes pensar en qué tipo de espejos son los que se pueden adaptar a nuestra casa. Es decir, qué tipo de estructura será la que soporte el cristal, dónde lo vamos a colocar, y qué tipo de función va a tener. Es decir, existen espejos que son únicamente prácticos para poder usarlos como tal. Si los ponemos al lado de un armario y de cuerpo entero, es lógico que lo usemos única y exclusivamente para mirar nuestro look por última vez antes de salir a la calle, para probarnos nuestras últimas compras… etc. Sin embargo, los espejos pueden servir para algo más.

Si queremos uno corto, para la cara, podemos colocarlo sobre una cómoda. Pero, ¿por qué no usarlo a modo de cuadro? Es decir, al igual que podemos comprar un óleo y ponerlo sobre el sofá, a modo decorativo, ¿quién ha dicho que no se pueda hacer lo mismo con una composición de pequeños espejos? El resto de la casa se reflejará en ellos, y además, quedará de lo más trendy y moderno.

Si no nos apetece esta opción, pero tampoco la lógica y práctica de poner un espejo con el único afán de mirarnos, podemos pensar en pequeñas incorporaciones en distintos lugares de nuestra casa, tal vez en una puerta, en un mismo armario o mueble… Las posibilidades son infinitas.

Imagen: Interiorismos

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *