Decora tu hogar con flores

A menudo no nos sentimos satisfechas con nuestro hogar y tenemos la sensación de que necesitamos renovarlo y hacer cambios. Sin embargo, para combatir este sentimiento, a veces no es necesario hacer grandes reformas, sino que los detalles pueden marcar grandes diferencias. Un buen ejemplo de ello es la decoración floral, a través de la cual podremos lograr que nuestro hogar luzca totalmente diferente, lleno de luz, color y delicadeza. Y no solo eso, sino que además de aportar vitalidad al ambiente, su fragancia insustituible perfumará todas las estancias del hogar. Si os interesa, ¡atentas a nuestros consejos!

Para que la decoración floral sea acertada, no basta con comprar unas flores cualquiera y colocarlas en casa sin seguir ningún patrón, este tipo de decisiones merecen mucha más reflexión. Debemos procurar que las flores combinen con el entorno.

De este modo, lograremos una gran armonía en el ambiente. Al mismo tiempo,  los jarrones y recipientes que acojan los ramos deben ir acorde con la decoración de la sala y elevar el poder de la naturaleza sobre cualquier otro elemento.

jarrones-collage

El objetivo principal es que las flores logren refrescar cada ambiente, ya sea desde un rincón de la sala, desde el centro de la mesa o desde el alféizar de la ventana. Para ello, debemos tener en cuenta que cada tipo de flor tiene unas características concretas que se adecuan a cada una de las estancias del hogar, y eso hay que potenciarlo.

El salón es una de las salas en la que solemos colocar más flores, pero no todas lucen igual. Puesto que los colores que suelen predominar en esta sala son los tonos arena y la madera, la flor más adecuada es la amarilla, ya que ilumina la estancia.

Sin embargo, dado a la variedad de estilos para el salón, la decoración floral es muy versátil. Lo más importante a tener en cuenta es que, en los espacios más luminosos de la casa, son ideales las flores blancas, rosadas o moradas. Estos tonos crudos y suaves, sobre todo el blanco, suelen conjuntar a la perfección con este espacio. Además, para que luzcan todavía más, los jarrones de cerámica blanca y lisa o de cristal, son los que más acentúan la belleza de la flor.

salon-decoracion-floral

Por lo general, colocamos estos ramos en la mesa de centro u otras mesitas, pero existen otros lugares donde la decoración floral también es válida. Por ejemplo, las flores de pie, de tallo alto y hoja grande, son ideales para rincones muertos o muebles relegados.

En el dormitorio podemos tomar más riesgos y apostar por ramos más atrevidos. Por ejemplo, las flores suelen colocarse en la cómoda o en la mesilla de noche. En este caso, es muy importante seguir el patrón de los colores puesto que la estancia suele ser más pequeña y ese detalle le dará un diseño muy acogedor. Para las más clásicas, podéis decantaros por las rosas de siempre, esa flor que nunca pasa de moda y que le da al dormitorio un toque romántico e íntimo muy acogedor.

dormitorio-decoracion-floral

La cocina y el baño van de la mano en la decoración floral. En estas estancias, la función principal de la flor es la de aportar color y calidez a dos salas que suelen ser más frías y sobrias que el resto. Por ello, podemos elegir flores en las que predomine el pétalo y la hoja, ya que dan presencia a la flor y colorido al entorno.

cocina-decoracion-floral

En el baño suelen tomar mucho protagonismo los jarrones, puesto que son parte de la decoración; por ejemplo, podemos optar por un jarrón de cristal relleno de pétalos u otras apuestas originales.

baño-decoracion-floral

No tengáis miedo y atreveos a probar con la decoración floral, y estaremos encantadas de ayudaros ante cualquier duda. ¡Comentadnos vuestros resultados!

Imágenes: Pinterest

Autor: Marta Güell

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *