Decora tu hogar con cojines según tu estilo

Decorar tu habitación o salón añadiendo cojines, es una de las maneras más fáciles de transformar un espacio. Cambiando los colores o estampados lograremos un cambio de estilo de manera instantánea y con resultados garantizados. Es un recurso ideal para romper el equilibrio de una decoración monocromática, decorar asientos, camas y dar un nuevo aire a las habitaciones con gran variedad de texturas y colores.

Ideas para decorar con cojines

  • En el salón: Según sus medidas, podrás añadir más o menos cojines en tu sofá. Recuerda que, para decorar, los números impares funcionan mucho mejor. Puedes combinar cojines lisos con estampados para darle un toque de lo más cool a tu salón. Las medidas de cojín convencionales para los sofás suelen ser de 50 x 50 y 60 x 60 centímetros. Puedes colocar cojines con relieve, con telas texturizadas o con algún estampado que llame la atención para añadir dinamismo al ambiente.
  • Para la cama: Para el dormitorio puedes elegir cojines que combinen con los tonos de los muebles y de las paredes en la habitación. Si tu ropa de cama tiene colores profundos, los cojines pueden ser de tonos neutros para contrastar. Sin embargo, si tu ropa de cama es de colores claros, puedes agregarlos de un color más oscuro o con estampados para causar más impacto y conquistar con tu decoración.

 

 

  • Para decorar bancos: Son ideales para decorar y llenar el espacio en blanco. Si los tienes colocados como esquineros, sitúa los cojines solamente la esquina y deja en blanco y a la vista todo lo demás. Dan un toque divertido y de color en el lugar donde se encuentren.
  • Mezcla formas: Se pueden mezclar todas las formas: clásicas, cuadradas, rectangulares, cojines alargados, tipo rulo o circulares. Apuesta por una creación personal y muy variada.
  • Cuarto infantil: Gracias a la decoración, puedes convertir un rincón en un lugar mágico para los niños. Un poco de pintura y los cojines adecuados pueden transformar una esquina en una espacio que les invite a jugar y dejar volar la imaginación. Puedes colocar en la cama varios cojines con diferentes formas como: una luna, un corazón o una estrella, según la temática escogida por ti o por el dueño de la habitación. Adaptando los cojines a la decoración vas a conseguir dar volumen, dinamismo y una imagen bien original para la cama de tus pequeños.

 

 

Lo ideal es jugar con la imaginación, intercalar texturas y colores para crear un nuevo ambiente.

¡Disfruta dándole vida a tu hogar!

Imágenes: Pinterest

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *