Cómo sobrevivir a una mudanza

Está claro: si hay algo que puede causar estrés en una pareja puede ser la convivencia en algunos instantes, pero mucho más si esto tiene que ver con un cambio a la hora de movernos de domicilio. Llevar a cabo una mudanza puede llenarnos de ilusión: un nuevo hogar, más espacio, una zona en la que nos encantaría vivir, un sitio nuevo en el que empezar de cero… Y demasiadas cosas por organizar. Si quieres sobrevivir en pareja, en familia o simplemente de forma individual, a todo lo que supone preparar una mudanza, no olvides estos consejos que te damos desde Nosotras:

Ante todo, tranquilidad y organización. Apunta todo lo que necesitas llevar, tanto tú como el resto de habitantes de la casa. Es importante que esté todo completamente preparado para que nada se quede por el camino, no perdamos nada que deseemos conservar, y para que no haya confrontaciones. Por otra parte, tratar de estar lo más relajados posibles, aunque pueda haber situaciones de tensión, es lo más importante. Por mucho que nos ponga nerviosas que alguien de la familia, o nuestra propia pareja, esté siempre olvidando o siendo demasiado lento con sus actividades, debemos conservar la  calma y no perder la compostura.

Una vez que tengamos organizados todos los aspectos relativos a los productos o materiales que debamos llevar a nuestra nueva casa, también debemos ser previsoras y saber medir los tiempos. Qué nos cabe en los coches, furgonetas o ayuda externa que utilizaremos, cuántas horas podemos dedicarle a llevar y a traer cosas que nos hagan falta, quién se encarga de cada habitación… Así, cuando lo tengamos todo absolutamente definido, será mucho más sencillo.

Etiqueta y pon nombre a todo, consérvalo cuanto mejor puedas, porque así te será mucho más sencillo colocarlo después. ¡Y sobrevivirás sin problema!

Imagen: Rcaffarati

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *