Cómo decorar la casa de la playa

Si hay algo que todas Nosotras estamos deseando que suceda, es ese momento preciso para coger las maletas y marcharnos de vacaciones donde solamente podamos escuchar el rumor de las olas y ver con nuestros propios ojos cómo el sol broncea nuestra piel. Si además, podemos retirarnos a un lugar del que somos las dueñas y señoras, mejor que mejor. Nos referimos a esas personas afortunadas de contar con una vivienda en propiedad que esté frente al mar, y que además, desean darle un toque especial de cara a la nueva temporada.

Lo que debemos saber justo antes de ponernos  a decorar una casa tan especial como ésta, cuyas ventanas dan directamente a la playa en cuestión, es que su estilo puede ser mucho más libre que lo que tiene que ver con nuestra residencia habitual. Lo primero de todo, es el hecho de que este enclave es un remanso de paz, y debe convertirse en ello. Es decir, ya que se trata de un lugar al que acudimos en vacaciones y donde nos gusta relajarnos, su decoración debe reflejar exactamente eso mismo.

¿Cómo podemos conseguirlo? Jugando, en una primera instancia, con las tonalidades: apuesta por el blanco, el azul, los motivos marineros y navy, por los colores ocres, con un pequeño punto en pastel… Huye de aquello que sea demasiado estridente, puesto que debes tener siempre esa sensación de vuelta al hogar que te haga sentir fenomenal sea cual sea la situación.

Por otra parte, también puedes apostar por complementos que te recuerden al lugar en el que estás, que huyan de la ciudad y de la monotonía y que siempre estén pendientes de que te sientas de la mejor manera posible. Los adornos en madera y las imágenes siempre te darán esa sensación de paz que buscamos sea cual sea la situación.

Imagen: Fondos 7

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *