Vestidos de invitada que tienes prohibido ponerte en una boda

En una boda, se espera mucho de los estilismos de los novios y los padrinos…Pero cada vez más de los invitados. Cuando hablamos de acudir a una boda, es necesario que vayamos vestidas acordes al evento en cuestión y tratar de estar en sintonía con lo que se lleva en la propia ceremonia y la fiesta sin llamar la atención para mal o ir descoordinadas. Si no quieres cometer los típicos errores de vestido de invitada de boda, sigue leyendo para que no te vuelva a pasar.

  • Un vestido demasiado corto. Aunque es evidente que cada persona debe vestir como más le guste y le haga sentir cómoda, en una boda los protagonistas deben ser los novios, y eso se traduce en la necesidad de no llamar la atención, al igual que no veríamos del todo claro que los chicos fuesen informales o camisetas de tirantes. Es conveniente repasar el dress code en estos casos.
  • Colores oscuros de día y muy claros de noche. Está claro que las cosas han cambiado en cuestiones de moda,  y que todo puede ser, sobre todo mientras nos sintamos cómodas. Sin embargo, en cuestiones de protocolo hay que reconocer que es necesario utilizar colores más frescos y claros en bodas de mañana, y dejar las tonalidades oscuras para las tardes, y para las bodas de invierno.
  • Cabeza cubierta por la noche. Las bodas de mañana son las que hay que combinar con una buena pamela o tocado, y con un vestido corto, según dice el protocolo. Deja los vestidos largos para las bodas que son de tarde, y luce piernas para aquellas que incluyen una comida en el menú.
  • Vestidos que llevarías un día normal. Puede que una boda no sea el momento más importante de la vida para ti, pero sí para los novios, que quieren ver a sus invitados guapos en un día tan especial.

Imágenes: Pinterest

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *