¿Te apuntarías a una luna de miel con amigos?

Cuando se termina la boda, da mucha pena pensar en todo el tiempo invertido en cuestiones de preparativos. Sin embargo, después queda lo mejor: la luna de miel. Ahora hay una tendencia nueva: la luna de miel con amigos. Sí, en vez de ir de ‘honeymoon’ con el recién estrenado marido o mujer, los amigos se apuntan al viaje, y aunque se trata técnicamente de una luna de miel, todos disfrutan de las bondades de un viaje de este tipo. Si estás planteándote invitar a tus mejores amigos a tu viaje de novios, os si alguien te ha invitado a ti a acompañar a una pareja al suyo, te damos los pros y los contras.

Pros de una luna de miel con amigos… 

Si hay algo bueno a viajar con amigos, es el hecho de que la diversión está más que asegurada. Seguro que hay uno que es más organizado, otro que es más desastre, pero con los amigos las risas están siempre presentes, y puede que viváis momentos absolutamente inolvidables. Algo positivo son las anécdotas que pueden crearse, el hecho de disfrutar de algo completamente nuevo juntos, conocer un buen destino…

Contras de la luna de miel con amigos…

Pero los contras de la luna de miel compartida son de lo más fáciles de entender. Normalmente, los recién casados quieren estar juntos y sobre todo solos, porque han vivido un momento muy dulce con el enlace, y es lógico querer cerrar el broche de los preparativos de la boda con un gran viaje. Además, una luna de miel no va a volver a vivirse de esa manera, porque ese viaje justo después del compromiso es mágico. Además, con amigos, hay muchas más posibilidades de que haya enfrentamientos, de que no se llegue a acuerdos… Dos personas pueden decidir más fácilmente qué hacer.

Imágenes: Pinterest

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *