Sé la primera en prohibir los móviles en la boda

En tu boda nada de móviles, suena rotundo y probablemente si va implícito en tu invitación de bodas muchos puedan incluso decidir no ir por esta razón -quizá exageramos pero a saber-. Pero lo cierto es que no hay nada mejor que ser los auténticos protagonistas de vuestra boda y para ello hay que decirle adiós a los móviles, ¿no creéis?

Son muchas las razones que podríamos daros para convenceros a las futuras parejas a punto de casarse, para que el día de la boda los móviles queden confiscados – porque alguno se atreverá a utilizarlo aun que se lo prohibáis-. Si todavía creéis que es un requisito difícil de cumplir para vuestros invitados, otra opción posible sería restringirlos pero en momentos específicos -aún que controlar esto puede ser más complicado que restringir su uso por completo-.

Lo importante es que lo barajéis y empecéis siendo la pareja que estrene esta nueva tendencia que, creemos, debería ponerse de moda en toda boda. Te damos algunas ideas sobre porque es una buena opción plantearos que en vuestra boda los móviles no sean los protagonistas y cómo podéis hacer para que el resto de invitados  estén a favor de querer dejarlos de lado:

  • Vosotros sois los protagonistas: Es la principal razón por la que deberías considerarlo. Si realmente queremos que estén pendientes de nosotros los móviles van a tener que tomar otro papel en nuestra boda. Pensar que incluso a vuestros invitados les estáis dando la oportunidad de volver a recordar lo que es disfrutar del momento y de la compañía de personas a las que además queremos.
  • No acabaremos con el trabajo de los fotógrafos: Cada vez se contratan a menos fotógrafos para el día de la boda pes está claro que van a haber cientos de vídeos, fotos e Insta Stories una al día siguiente, y sin tener que esperar ni pagar por ello. Pero no van a tener la misma calidad ni vamos a recibirlas con la misma ilusión. Si casarnos forma parte de nuestra cultura, como acto de tradición desde hace siglos de existencia, sigamos preservando cada paso, cada espera y cada ilusión puesta en los detalles.
  • El contacto será real y directo: Nadie mirará sus pantallas cuando llegues al altar, todos te mirarán a ti, os escucharán y disfrutarán del momento a través de sus retinas y no mediante un enfoque.

Hazlo y atrévete a recuperar a los tuyos el día más especial de vuestra vida. Que cada detalle sea vivido en primera persona y que nadie sea más protagonista que vosotros.

Imágenes: luciasecasa.com, mibodacasino.es

Autor: Elena Cano

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *