¿Realmente necesitas damas de honor en tu boda?

En el momento que empezamos con la organización de una boda, muchas veces nos vienen a la cabeza muchas costumbres que hace unos años eran impensables pero que a día de hoy las hemos asumido como propias aunque sean dignas de una película de Hollywood. Hablamos de esas espectaculares pedidas de mano que podrían salir perfectamente del guión de una comedia romántica, votos matrimoniales que expresan sentimientos, bailes profesionales… y la figura de las damas de honor.

Hace unos años, jamás se nos hubiera ocurrido reunir a nuestras mejores amigas, tal vez a nuestras amigas o primas más cercanas, y pedirles que se vistieran igual en nuestro honor, nunca mejor dicho, en el día de nuestra boda. Puede que quieras una boda de cuento de hadas y que no sea menos que otras en las que has estado. Pero piensa realmente en cómo es tu grupo de amigas, cómo son sus cuerpos, qué gustos tienen…Por mucho que no te metas en el tipo de vestido… ¿crees que todas se sentirían cómodas de llevar trajes iguales?

Otro asunto a tener en cuenta más allá del estilismo que lleven las damas de honor es el hecho de que esas mujeres que formen parte de tu cortejo también serán de un modo u otro el centro de atención. ¿Crees que a todas tus elegidas les gustará estar en el foco por así decirlo, en el día de tu boda? Puede que muchas no quieran porque deseen pasar desapercibidas.

Por otra parte, otro asunto que hay que tener en cuenta para saber si necesitas o no damas de honor es si tus elegidas en cuestión quieren o no tener ciertas responsabilidades ese día, o si prefieren disfrutar sin preocupaciones. En resumidas cuentas, debes valorar si realmente necesitas o no tener a cuatro, cinco o seis personas vestidas de forma exacta que sean también parte de la boda, o si prefieres que tus amigas, hermanas y primas disfruten eligiendo ellas mismas sus looks y su manera de participar en tu enlace matrimonial.

Imágenes: Pinterest

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *